Cada día menos y menos inversores están dispuestos a enajenar su metal, y los que lo hacen, sólo aceptan si se les paga un “premio”.

 

Hace un mes le trajimos en exclusiva la historia de cómo el oro y la plata se encontraban ya juntos en “backwardation”. Esta anómala condición de mercado se presenta cuando el precio del metal al contado hoy, es más alto que el de contratos de futuros (en el que la entrega se realiza en el mes de vencimiento), y por tanto se presenta una inversión en la curva que normalmente es ascendente.

La anomalía consiste en que la backwardation es un indicador de escasez, y dado que el oro es la materia prima con el ratio stocks-to-flow (existencias sobre flujo) más elevado de todas, en realidad siempre hay este metal precioso sobre la faz de la Tierra. El Consejo Mundial del Oro estima que son unas 175 mil toneladas, que en físico, tienen un dueño en todo momento.

PUBLICIDAD

Esto se debe a que la mente humana, por sus características y propiedades físicas, le ha otorgado siempre un alto valor. Por ello su tendencia será a apreciarlo y atesorarlo en lugar de ser consumido o arrojado a la basura. Cada onza extraída de las minas cada año es una parte muy pequeña en comparación con el “stock” ya existente del metal, por lo que la única escasez posible del oro está en el suelo, no en el mercado.

Sabiendo todo esto cabe preguntarse: ¿cómo se explica que exista de facto una escasez de oro y plata expresada en su backwardation?

La respuesta es que cada día menos y menos inversores están dispuestos a enajenar su metal, y los que lo hacen, sólo aceptan si se les paga un “premio” (sobreprecio) sobre el precio futuro.

Lo grave es que, como lo ha predicho las Nueva Escuela Austríaca de Economía del Prof. Antal Fekete, estamos entrando a una fase de backwardation permanente del oro. Las luces de alerta se encienden de inmediato, pues en el fondo lo que implica es que hay oro físico que está cambiando de manos y saliendo de la circulación.

La tendencia nos conduce a un callejón sin salida: tarde o temprano, las manos dispuestas a vender su metal se acabarán, y no habrá oro físico suficiente para satisfacer la demanda de un sistema en el que existe mucho más oro en papel del que es posible entregar.

Hay quien subestima el impacto que tendrá en la economía la cadena de impagos (default) que se presentará en el mercado del oro. Sin embargo, el efecto dominó se hará sentir en todos los mercados apalancados del mundo –de materias primas, bursátiles, bonos de deuda, etc., por lo que podrá entenderse que el impacto deflacionario tendrá consecuencias devastadoras a escala global.

Ahora bien, la forma de medir el grado de backwardation alcanzado por el oro y la plata, es a través de la Base y la Cobase (basis and co- basis, en inglés), a los que aquí damos seguimiento puntual. Ambos indicadores miden la relación que guarda el precio “spot” con respecto a los de futuros. Existe backwardation cuando la Cobase (spot – futuro) es positiva y Base negativa (futuro – spot).

La gráfica siguiente cortesía de Sandeep Jaitly de Feketeresearch.com, nos revela que el contrato de oro a febrero está actualmente en un nivel récord de backwardation para el mismo, equivalente a una lectura de Cobase de 0.44% anualizada o 77 centavos por onza. Esto quiere decir que la backwardation se disparó en un solo mes (diciembre a enero) en más de 83 por ciento.

 

BAckwardation oro enero 2014

El contrato de abril (líneas discontinuas) está a punto de entrar también en fase de backwardation permanente.

La plata por su parte permanece asimismo en backwardation para el contrato de marzo, aunque con una Cobase de apenas 0.10% (ver gráfico de abajo). Es de esperar que el contrato de mayo (líneas discontinuas) entre también en backwardation conforme se aproxime a su vencimiento.

 

BAckwardation plata enero 2014

Aún así, como comentamos en el artículo anterior, es previsible que las presiones bajistas puedan continuar por varios meses más.

Por cierto, ayer ocurrió de nuevo una de esas recurrentes bajas abruptas que llaman a la sospecha en el mercado de metales preciosos.

A las 10:14:13 horas de ayer, el oro se desplomó 30 dólares en alto volumen de operaciones. La venta de cerca de 4,200 contratos tumbó los precios y disparó una interrupción de 10 segundos en las mismas. Una vez reanudadas, el precio rebotó.

El portal de Nanex Research reporta que “la actividad (venta) empieza en los futuros de oro (intercambiados en Chicago), seguidos aproximadamente cinco milisegundos más tarde por actividad en el GLD (fondo cotizado de oro intercambiado en Nueva York).” El énfasis es agregado.

 

Nanex

 

Pese a esas presiones, lo cierto es que 2014 podría ser un nuevo año de quiebre –esta vez al alza, pues la demanda física sigue llevando la voz cantante, por cierto, en mandarín.

La backwardation del oro se ha disparado. De nuevo, el mensaje está puesto ahí en blanco y negro para mayor claridad. Si alguien quiere cerrar los ojos a esta realidad, está bien. Nada más recuerde que no habrá nunca peor ciego, que el que no quiera ver.

 

Contacto:
Twitter: @memobarba
Facebook: facebook.com/memobarba
email: [email protected]
Blog: http://inteligenciafinancieraglobal.blogspot.mx

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Desempleo en Alemania baja por primera vez en cinco meses
Por

La Oficina del Trabajo dijo que el número de personas sin empleo se redujo en 15,000 a 2,965 millones; la cifra apunta a...