Se espera una nueva caravana migrante con 600 personas provenientes de Centroamérica en la frontera sur de México, por lo tanto se les recibirá a quienes soliciten algún tipo de estatus migratorio o de refugiado, pero no se les otorgarán visas de tránsito o salvoconductos, confirmó la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero.

Refirió que los ciudadanos centroamericanos que deseen podrán incorporarse a México para trabajar, estudiar, así como ser acreedores algún tipo de beca o programa social como Sembrando vidas o Jóvenes construyendo el futuro, sin embargo reiteró que no se otorgarán permisos para sólo atravesar el territorio nacional.

“México no es sólo un país de tránsito, no es un país que de un salvoconducto, es un país que abre sus puertas a las personas que quieran entrar y migran a nuestro país, pero de ninguna manera tenemos visas de tránsito o salvoconducto”, explicó a medios a las afueras de las instalaciones de la Segob.

Subrayó que habrá operativos especiales y agentes migratorios, por lo tanto habrá una reunión de coordinación en el edificio de Bucareli con el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, con el subsecretario del Trabajo, Horacio Duarte, el subsecretario del Bienestar, Javier May, así como con el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño.

Lee también: Guatemala y México acuerdan frenar caravanas migrantes hacia EU

 

Siguientes artículos

Foro Económico Mundial: el cambio climático es el principal ‘riesgo global’
Por

El WEF analizará en Davos su nuevo "Informe de Riesgo Global", en el que se describen los principales problemas a los qu...