El servicio privado de abastecimiento de agua en pipas de la Ciudad de México está sobresaturado.

Las empresas de transporte de Agua Potable de la capital del país ya no están aceptando pedidos por parte de los habitantes de las 13 alcaldías que resultarán afectadas con el corte de agua por el mantenimiento del sistema Cutzamala, que se prolongará por 96 horas.

En un ejercicio realizado por Forbes México en el que se solicitó este servicio a diez empresas, los trabajadores señalaron que no se aceptarán pedidos hasta el 6 de noviembre y en algunos casos hasta que se normalice el servicio de abasto de agua, previsto para el 7 de noviembre.

De acuerdo con datos de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope), en la Ciudad de México hay  registradas 16 empresas de este tipo, en tanto que en el Estado de México se cuentan alrededor de 60.

El costo de solicitar el servicio de unidades con capacidad de 2,500 hasta 22,000 litros de agua fluctúa entre 1,200 a 2,700 pesos.

Los empleados de las empresas consultadas refieren que desde el 29 de octubre las solicitudes de sus servicios se incrementaron notablemente y para el 31 de octubre todas sus unidades estaban trabajando al máximo de sus capacidad al cubrir los servicios solicitados las 24 horas del día.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) advirtió que las compañías que aumenten injustificadamente sus precios serían sancionadas con la inmovilización de la pipa y hasta una multa de 2,700,000 pesos.

Lee también: Multas de casi 3 mdp a las compañías de pipas que abusen en sus precios

Este servicio privado no será el único que operará al máximo de sus capacidades durante este periodo, aproximadamente 650 pipas operadas por las alcaldías, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) ofrecerán el servicio de forma gratuita.

Los hogares de la Ciudad de México no son los únicos que se prepararon para este fin de semana de contingencia, negocios, sobre todo del sector de servicios que ven en la festividad de Día de Muertos una oportunidad para incrementar su actividad también buscan subsanar el corte del líquido.

La Canacope calculó que la disminución de la actividad o incluso el cierre de negocios por la escasez de agua generara una pérdida económica de hasta 72 millones de pesos por ventas no realizadas.

 

Siguientes artículos

Crece la amenaza de ciberataques a las firmas extranjeras en México
Por

De acuerdo con el Sondeo de Seguridad Empresarial 2018, la seguridad de la información es para 36% de los empresarios la...