Dentro del vasto y probado mundo de los autos deportivos, sorprender, crear tendencia e innovar sin perder la esencia es uno de los mayores retos, en donde el riesgo que implica reimaginar y reformular a los nuevos clásicos del futuro no es una práctica primordialmente recurrente.

En este sentido, y tras poco más de dos décadas de éxito siendo la versión deportiva de la icónica SEAT, desde 2018 CUPRA se ha erigido como su división de mayor desempeño y performance deportivo de vanguardia, misma que este 2020 destaca y potencia ese incesante signo de aventura y libertad, a través Ateca 2020, un modelo que hace un viaje profundo hasta la génesis de su esencia: seguir nuestro instinto a favor de una aventura mayor de forma imparable.

SEAT Ateca CUPRA 2020 hace lo impensable y renueva el imaginario del SUV deportivo con el máximo sentido de elegancia y sofisticación, sin perder una contundencia notable desde todas sus aristas y rincones, a través de sus 300 hp, su caja de cambios DSG y su tracción 4DRIVE, llevando la sensación de emoción y sorpresa a una experiencia única en cada kilómetro.

Asimismo, inspiración, asombro y espacio se funden de manera incomparable desde el primer contacto visual y en la contemplación interna a cada detalle, al encontrarnos con un SUV que supera con creces cualquier expectativa sobre sus aspectos más profundos, llámense estos máximo desempeño, velocidad, seguridad, prestaciones y funciones tecnológicas.

Aspectos que hacen realidad lo que antes era un límite preestablecido, como el hecho de  incorporar un rin de 19” con detalles en cobre y fibra de carbón, o lograr que la máxima velocidad se incorpore a nuestro lifestyle y versatilidad de propósitos de una forma tan natural y suprema, han logrado en poco tiempo que SEAT Ateca CUPRA 2020 porte con orgullo uno de los drivers más honestos y excitantes del automovilismo: “Crear tu propio camino es comenzar algo imparable desde cero”.

Y si lo imparable pudiera resultar una abstracción para los no enterados, las pruebas reales que imperan sobre este ícono contemporáneo no dejan espacio a ninguna duda: aceleración 0-100 km/h en 5.20 segundos, rendimiento de combustible combinado de 12.8  km/l, velocidad máxima 247 km/h, así como un asistente de estacionamiento de máxima precisión, su cajuela eléctrica con pedal virtual, una cámara de estacionamiento trasera, computadora de viaje o su control crucero adaptativo lo vuelven un insuperable y un suceso de la deportividad automovilística en sí mismo.

Si pensamos que día a día, detrás la seguridad y firmeza de nuestra mirada hay un nuevo camino por ser descubierto y conquistado, entonces sabremos ver con claridad ese mundo de incesante emoción y grandeza. En este sentido, SEAT Ateca CUPRA 2020 es el auto del presente, a la altura del futuro.

 

Siguientes artículos

Medicina
Ssa identifica dos medicamentos potenciales contra coronavirus
Por

Un medicamento usado para el paludismo o malaria llamado hidroxicloroquina y otro que ha sido utilizado para el coronavi...