El intercambio comercial en el sector energético es una alternativa para generar mayor balance en el déficit comercial entre Estados Unidos y México, uno de los puntos en los que el gobierno de Donald Trump advierte que no cederá en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Rumbo a la celebración de la quinta ronda de negociaciones se explora la posibilidad de establecer acuerdos en torno a la importación de tecnología desarrollada en el sector energético por parte de Estados Unidos y Canadá hacia México, informó Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“Con las nuevas oportunidades que México brinda con la apertura energética que tiene y con el conocimiento de los centros de investigación energética en Estados Unidos y Canadá, hay una oportunidad de exportación tecnológica para pequeñas empresas”, dijo el líder empresarial al concluir una conferencia de prensa por la presentación del Observatorio Nacional de Mejora Regulatoria.

Con la apertura del sector energético, Castañón señaló que es necesario desarrollar sinergia entre empresas locales para que el desarrollo tecnológico sea una pieza esencial.

PUBLICIDAD

“Por eso la alternativa de sinergias en materia energética puede traducirse en mecanismos de disminución de déficit que puede ser atractivo para los socios comerciales”, explicó el también integrante del cuarto de Junto, que desde el sector privado y empresarial coordina una serie de acciones en apoyo al equipo negociador del gobierno de México en la renegociación del TLCAN.

En 2016 Estados Unidos registró un déficit comercial de 64,354 millones de dólares con México.

Respecto al aumento del contenido regional en la industria automotriz, Castañón señaló que no existe margen de maniobra, pero se está elaborando un análisis para fundamentar la respuesta del equipo negociador de México.

El equipo estadunidense está solicitando a México que los automóviles importados por Estados Unidos desde México tengan 50% de contenido elaborado en ese país y 85% de los tres países.

 

En aumento al salario, que Conasami decida

Un día antes de que se reúna la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), para iniciar la evaluación del aumento al mini salario en 2018, Castañón confía en que el organismo establecerá un aumento salarial adecuado a los indicadores económicos del país.

Dijo que coincide en la propuesta de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de elevar el salario mínimo a 95.24 pesos para empatarlo con la línea de bienestar establecida por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Sin embargo, señaló que esta decisión debe ampararse con la opinión y análisis tanto del gobierno federal como de las secretarías de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y del Trabajo y Previsión Social (STP).

“Antes de diciembre la Conasami tiene que resolver y tienen que determinar cómo hacerlo responsablemente con los estudios que le den y ahí es donde determinaran en acuerdo con los trabajadores y el gobierno para ver en qué grado de avance le damos otro empujón para continuar en la línea de ir alcanzando la línea de bienestar”, expresó el líder empresarial.

 

Siguientes artículos

Caterpillar
Caterpillar y 3M llevan al Dow Jones a su máximo histórico
Por

Las firmas industriales dieron a conocer sus reportes trimestrales con ganancias mayores a las esperadas.