La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, presentó al consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, el proyecto de la dependencia para avanzar en la creación de la cédula de identidad, que incluye que la petición de los datos biométricos de los ciudadanos que se encuentran en el padrón electoral.

Ante esto, Córdova se negó entregar dicha información pues –indicó– existe una imposibilidad legal para el Instituto.

Según la funcionaria federal, la reunión fue  de un primer acercamiento, “un primer diálogo para ir construyendo juntos un camino y tener un buen fin en éste, que es derecho fundamental de los mexicanos, que es el derecho humano a la identidad. Solo un acercamiento y solamente un primer diálogo”.

Agregó que el objetivo es dar cauce al proyecto del Registro Nacional de Población (Renapo) para cumplir con el derecho a la identidad que está consagrado en la Constitución.

Durante la reunión privada celebrada en la sede de la Secretaría de Gobernación (Segob), la responsable de la política interna del país precisó que presentó al INE la logística y el tema como lo tienen ya estructurados.

“Es lo que estamos dialogando precisamente que el transitorio tiene 30 años, que después de 30 años han sucedido diversas reformas constitucionales y legales. Lo estamos reinterpretando y eso es en lo que estamos”, dijo al ser cuestionada sobre el artículo transitorio que ordena la creación de la cédula de identidad.

Entonces, añadió la titular de Segob, “es un primer acercamiento, no tenemos un acuerdo todavía, estamos poniendo en la mesa todas las posibilidades y las aristas que implica caminar juntos para darle el derecho humano a los mexicanos y las mexicanas a la identidad”.

A su vez, Córdova destacó que durante el encuentro se pusieron sobre la mesa los dilemas y las problemáticas jurídicas, al considerar que ejercer una facultad de atracción prevista en un transitorio de una ley de hace 30 años podría violentar otras leyes, e incluso la Constitución.

No obstante, dijo que el INE se encuentra en la mejor disposición para explorar las alternativas legales que ayuden a garantizar a todo mexicano el derecho a la identidad, sin vulnerar la protección a los datos personales de la ciudadanía.

“El transitorio tiene 30 años, después de ese tiempo han sucedido diversas reformas constitucionales y legales; así que estamos reinterpretando, eso es el momento en que nos encontramos.

“Es parte de los dilemas que tenemos que seguir discutiendo, hay un marco jurídico complejo, además implica 30 años de evolución y sobre el que tenemos que ir marcando como una premisa al respeto, sobre todo a la garantía. La secretaria de Gobernación fue ministra, lo entiende mejor que nadie, la garantía de los derechos de las propias personas que tendremos que siempre salvaguardar”, expuso.

En su turno, el consejero electoral Ciro Murayama reiteró que el INE no entregará a la Segob el padrón electoral y comentó que el único acuerdo que se tuvo en esta reunión fue un franco desacuerdo sobre la forma en que plantea la dependencia echar a andar la cédula.

“La entrega de datos personales y biométricos de los ciudadanos no es posible jurídicamente, todo lo que pueda hacerse entre esos dos extremos, va ser avanzar. Para lograr el reconocimiento a la identidad y un solo instrumento podemos poner a disposición una verificación de datos, sin que se entreguen, eso es posible”, anotó.

El director del Registro Federal de Electores, René Miranda, resaltó que el INE cuenta con la capacidad operativa y la experiencia para realizar el registro de los menores de edad y con ello garantizar su derecho a la identidad.

¿Qué son los datos biométricos?

 

Siguientes artículos

Rosario Ibarra
CNDH resolvió 23% de quejas en 2019; es un fracaso, afirma Rosario Piedra
Por

El año pasado, la CNDH recibió 48,590 escritos de queja, de los cuales se le dio resolución apenas a 11,181 de ellos, ac...