Así son las finanzas del futuro / I*

Transacciones online y tecnología avanzada para pagos electrónicos, en algunos años el manejo de dinero será virtual y las chequeras y carteras podrían convertirse en cosa del pasado; sin embargo, para que esto suceda, bancos y empresas de tecnología deben lidiar con el reto de la seguridad electrónica. ¿Cómo blindar transacciones por 50 billones de dólares al año?

 

 

PUBLICIDAD

El saldo de la ‘violencia cibernética’ contra los bancos, y en general transacciones electrónicas, es abrumador: 82 millones de datos de cuentas bancarias hackeadas en Estados Unidos en octubre y 1,500 millones de pesos en pérdidas anuales para los usuarios a causa de fraudes cibernéticos relacionados con cuentas en México. La seguridad de los datos se ha convertido en el principal reto para tener finanzas más automatizadas.

“La seguridad es muy compleja, pues en ella reside el principal objetivo y la fundación sobre la cual se basa cualquier sistema financiero: ­salvaguardar los ahorros de los clientes. Wsa seguridad se extiende más allá del dinero físico que se guardaba en cajas fuertes de los bancos, a las transacciones electrónicas y datos personales de los clientes que están digitalizados”, señala Andrés Fontao, organizador del evento de tecnología financiera Next Bank Américas  y socio de Finnovista.

De acuerdo con datos de HP, el costo promedio del crimen cibernético creció 78% en los últimos cuatro años, además de que 70% de los dispositivos conectados a Internet están en riesgo de algún ciberataque.

Fontao afirma que la solución a los problemas de seguridad está justo en la tecnología, pues ofrece soluciones mejores y más eficientes que los bancos, que deberían adoptar para mejorar su propia seguridad y facilitar la experiencia de usuario de sus clientes.

En la práctica, las cosas no lucen tan alentadoras: JP Morgan experimentó el hackeo de datos personales de 82 millones de clientes y la tienda departamental Target reportó el robo de datos bancarios de 70 millones de clientes durante la temporada navideña de 2013.

A nivel mundial, los bancos, comercios y empresas de ciberseguridad deberán ocuparse de blindar las transacciones electrónicas que alcanzan 50 billones de dólares cada año, según el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).

 

¿Cuáles son los mayores retos para México?

Entre las tendencias que vienen con más fuerza figuran el crecimiento de los pagos móviles y terminales punto de venta en celulares, plataformas de pago online, bitcoin y otras monedas digitales (cryptocurrencies) y economías colaborativas.

En opinión de Andrés Fontao, el reto se extiende también a los nuevos negocios y plataformas de fondeo colectivo, pues los consumidores buscan experiencias financieras y generalmente éstas ya no están limitadas a los bancos.

“México vive la tormenta perfecta: oportunidad enorme en cuanto tamaño de mercado, gran oferta de talento tecnológico, fuerte programa público que impulsa el emprendimiento y posicionamiento de la Ciudad de México como plaza financiera regional que une Nueva York con el resto del mundo. Lo que hace falta es inversión privada para seguir impulsando los proyectos existentes y la creación de nuevos”, señala.

En materia de regulación, México aún tiene una tarea pendiente, pues según explica el experto, el país aún no han llegado a la posición de otros sistemas financieros en materia de regulación para nueva tecnología financiera, pero hay disposición a modificar y se reconoce la necesidad de adaptar el sistema financiero.

El reto resulta mayúsculo: las empresas que implementen transacciones electrónicas deben diseñar mecanismos de operación sencilla, pero con altos candados de seguridad, en un entorno en que, según PwC, en América Latina el 82% de los autores de cibercrímenes internos son  despedidos y sólo se informa a la policía en el 18% de los casos. La seguridad figura como talón de Aquiles para las finanzas del futuro.

* Así son las finanzas del futuro es una serie de reportajes de Forbes.com.mx sobre las tendencias y retos de las finanzas digitales.

 

Siguientes artículos

Alix Goldsmith, la heredera de un oasis en Jalisco
Por

Tras la muerte de su padre en 1997, no sólo llegó a sus manos una hacienda legendaria en México, sino el compromiso de c...