La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) tiene “extraviados” diamantes que estaban en una de sus bóvedas, valuados en 53 millones de pesos (mdp).

Los diamantes forman parte de las 4,569 joyas y diamantes asegurados en 2014 al presunto contrabandista turco Apel Çelik en distintos locales comerciales de la Riviera Maya, con un valor total de 185 millones 431,525 pesos, según documentos ministeriales.

El 16 de diciembre de 2014, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) embargó diversos establecimientos de Çelik: Inmobiliaria Principio Maya, Lapis Diamante, Sondik Maya y Lapis Mahahual, detalló este lunes el periódico Reforma.

Siete días después, agregó, la entonces PGR cateó la joyería Jewerly Factory Lapis, en Puerto Aventuras.

De acuerdo con las declaraciones de la Subprocuraduría, el lote faltante es precisamente el de esta ultima joyería decomisada.

El caso ya se encuentra bajo investigación por la Fiscalía General de la República (FGR) quien busca deslindar responsabilidades y hallar los diamantes “perdidos”.

Te recomendamos: Halladas 594 fosas clandestinas en esta administración: Encinas

 

 

Siguientes artículos

crimen-inseguridad-violencia-seguridad
Docena de policías asesinados tras emboscada de comando armado en Michoacán
Por

Reportes de medios dijeron que los agresores viajaban en camionetas blindadas y que otros policías estarían heridos o de...