DW-.  Desde épocas preindustriales hasta la actualidad hemos calentado la Tierra en 1 grado, con consecuencias nefastas: el nivel de los mares sube, los corales de arrecife mueren, diversas especies animales se extinguen y cada vez hay más fenómenos meteorológicos extremos.

Un nuevo reporte del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) describe cómo sería el mundo si la temperatura global aumentara 2 grados: sería terrible. Por eso, les proponemos seis acciones concretas para contribuir a detener el cambio climático.

1. Cambie de proveedor energético

La mayoría de los gases invernadero en la atmósfera provienen de la combustión de carbón, aceite y gas natural. Una quinta parte de las emisiones de CO2 en países como Alemania proviene del carbón o lignito. Sería fundamental entonces reemplazar combustibles fósiles por energías renovables. Opte por un proveedor que ofrezca electricidad obtenida a través de energía eólica, hidráulica o bioenergía.

PUBLICIDAD

China y México son campeones de la descarbonización global: PwC

2. Coma menos carne

La manera más simple reducir tu impacto en el medio ambiente es evitar consumir carne y productos lácteos, sugiere un estudio publicado en la revista Science. Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el 14,5 por ciento de todas las emisiones de gases invernadero causadas por el ser humano provienen del sector animal, gran parte de la producción vacuna y láctea. Esto es más de lo que emiten autos, barcos y aviones en todo el mundo.

Carnívoro, el reino de las carnes maduradas en México

NeONBRAND/Unsplash

3. Desperdicie menos comida

Una cuarta parte de las emisiones de gases invernadero es causada por la agricultura, es decir, el proceso de producción de alimentos. Pero la tercera parte de toda la comida en el planeta termina en la basura. Según la ONU, el desperdicio de comida se traduce en 3,3 mil millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), lo que es más de las emisiones anuales de la India. Así que compremos solamente lo que realmente vayamos a comer.

4. Viaje en autobús y no en avión

Se estima que las emisiones de los aviones conforman más del 2 por ciento de la totalidad de emisiones de CO2, pero también otros gases emitidos por los aviones contribuyen a aumentar el calentamiento global. Un ciudadano europeo promedio emite unos 900 kilogramos de CO2 por año. Para tener una idea: un viaje de ida y vuelta en avión significa de 700 a 2,800 kilogramos de CO2, según la distancia recorrida.

6. Participe en acciones colectivas

Muchos están convencidos de que lo mejor que puede hacer cada individuo es crear grupos y acciones conjuntas. El cambio climático adquirió tal dimensión que ya no alcanza con cambiar nuestro estilo de alimentación y hábitos de consumo individuales. La gente debería sumarse a grandes movimientos de mucho alcance, para así poder lograr un cambio real.

Por Katharina Wecker

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

Me siento cómodo como presidente de EU, pese a batallas políticas: Trump
Por

"Fue un poco surrealista decir que soy el presidente de Estados Unidos, pero creo que eso es cierto para todos", dijo Tr...