Reuters.- Seis policías mexicanos murieron baleados el lunes en el estado occidental de Jalisco, dijeron autoridades, en uno de los ataques más sangrientos contra las fuerzas de seguridad en los últimos meses y en el primer día laboral de la nueva administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La fiscalía de Jalisco dijo en su cuenta de Twitter que seis policías estatales fallecieron y uno resultó herido en un tiroteo en el municipio de La Huerta, en la costa del Pacífico, apenas unos días después de un ataque contra el consulado de Estados Unidos en Guadalajara, la capital del estado.

Una portavoz de la fiscalía dijo que no estaba claro quién era el responsable de las muertes, pero afirmó que la zona era conocida por ser el territorio del cártel Jalisco Nueva Generación de Jalisco (CJNG), una de las bandas de narcotraficantes más poderosas de México.

La Huerta limita con el municipio de Villa Purificación, donde en mayo de 2015 miembros del CJNG derribaron un helicóptero del Ejército durante un intento fallido de captura del líder de la banda, Nemesio Oseguera, un expolicía conocido como “El Mencho”.

El sábado, autoridades dijeron que estaban investigando un aparente ataque con granadas contra el consulado de Estados Unidos en Guadalajara. Nadie resultó herido en el ataque, que ocurrió días antes de que el nuevo gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, asumiera el cargo.

López Obrador, que asumió el poder el sábado, ha dado máxima prioridad a sofocar la violencia de las pandillas, que ha cobrado decenas de miles de vidas durante los dos últimos gobiernos en México.

 

Siguientes artículos

Medio millón de mexicanas son obesas por consumo de productos de EU
Por

Más de 422 mil mujeres mexicanas resultaron con obesidad por el comercio de México con EU entre 1982 y 2012.