cintillo-seleccion-forbes

Este texto se publicó originalmente el 8 de septiembre de 2016. 

Netflix se ha mostrado como la plataforma dominante en el segmento de las OTT (Over The Top, es decir, el servicio de televisión vía streaming) y ha superado, por mucho, a sus competidores en el territorio nacional, si bien México se encuentra en el lugar 40 respecto a la cantidad de contenidos que Netflix ofrece en otras partes del mundo, con cerca de 3,000 títulos.

No obstante, para que el gigante de la televisión on demand lograra tal penetración y preferencia de sus suscriptores tuvo que aprender a leer los gustos y hábitos de sus usuarios para presentar una mejor experiencia de uso.

De acuerdo con un análisis presentado por Capabilia, la forma en la que Netflix aprende de sus usuarios les permitió crear una serie de algoritmos que no sólo mejoran la experiencia de uso, sino que la personalizan, haciendo que cada suscriptor tenga un canal creado y mejorado con base en sus preferencias personales.

PUBLICIDAD

Netflix aprendió a interpretar…

  • Cuando un usuario hace pausa, rebobina o avanza rápidamente.
  • Qué día ve contenido (por ejemplo, Netflix descubrió que las personas ven programas de televisión durante la semana y películas durante el fin de semana).
  • En qué fecha/s y horario/s lo ha visto.
  • La ubicación geográfica.
  • Qué dispositivo utiliza un usuario para ver diferentes contenidos (por ejemplo, si prefiere ver series en una smart TV o películas infantiles desde una tablet).
  • Cuándo hace pausa y deja el contenido.
  • Valoraciones/puntuaciones otorgadas (alrededor de 4 millones por día).
  • Búsquedas (alrededor de 3 millones por día).
  • Navegación y comportamiento de desplazamiento.

Así, Netflix puede no sólo crear canales con contenido personalizado, sino ofrecer el contenido perfecto en la situación perfecta para cada usuario, haciendo que la experiencia sea aún más satisfactoria.

Según refiere Capabilia, los datos recopilados no sólo sirvieron para generar una experiencia de uso, sino para generar contenidos. El caso de House of Cards, su producción estrella, puede confirmarlo.

OKAntes de lanzar la serie, Netflix se dio cuenta de que gran parte de sus suscriptores compartían 3 elementos:

  1. La mayoría había visto Red Social de David Fincher de principio a fin.
  2. La versión inglesa de House of Cards fue bien recibida.
  3. La gran mayoría de las personas que vieron la versión inglesa de House of Cards también vieron películas protagonizadas por Kevin Spacey.

Así que, en conjunto con los demás datos, no sólo hicieron las dos primeras temporadas de la serie, sino también 10 versiones de los trailers que presentaron a los usuarios de acuerdo con sus hábitos, aumentando la expectativa en la serie.

Al final, Netflix mostró que no bastaba con ofrecer una experiencia personalizada para gustar a sus usuarios, sino también con decisiones basadas en big data, con lo que pudieron crear y responder a nuevas demandas de consumo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @sincreatividad

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Un año en el cine: las películas del 2016
Por

En esta época del año en que todo mundo hace listas, vale la pena resaltar que el 2016 fue bastante parejo para el cine,...