Con cuatro locaciones en Panamá, seis en Costa Rica y dos en Colombia, Selina busca conquistar al mercado nacional mexicano y extranjero, a través de una inversión de 30 millones de dólares (mdd) en un periodo de tres años.

Unas de las razones por las cuales llegó Selina a México es que el turismo representa el 8.5% del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con cifras de la Secretaría de Turismo.

Con este contexto, la firma de origen panameño tiene como objetivo abrir entre 8 y 12 locaciones en el país con una inversión de alrededor de 10 mdd durante 2017, relata Rafael Museri, CEO de Selina.

Mientras que los planes que tiene en mente la empresa para 2018 son: abrir 25 nuevos sitos para atraer a más 300,000 viajeros a México.

Puedes leer: Airbnb pagará impuestos en la Ciudad de México

Selina tiene como objetivo llegar a Isla Mujeres, Guadalajara, Zihuatanejo, Cozumel, Cancún, Tulum, San Miguel de Allende, Playa del Carmen, Mérida, Cabo San Lucas, Puerto Escondido, Oaxaca, Puerto Vallarta y Ciudad de México.

Durante el periodo de Semana Santa 2017, los destinos de Cancún, Holbox, Puerto Morelos y Bacalar alcanzaron 100 % por ciento de ocupación hotelera, seguidos por Mahahual y Tulum en la Riviera Maya con 98% respectivamente y Cozumel con 97%.

Lo anterior representa una oportunidad de negocio para la firma que cuenta con inversionistas como Adam Neumann, fundador y CEO de WeWork.

PUBLICIDAD

 

Servicio, clave para atraer más clientes

El concepto de Selina nació cuando en un viaje a Cusco, Perú, Museri no encontró una opción que fuera de su agrado, ya que no le interesaba ir a hoteles de cadena, pues considera que ofrecen solo una cama costosa.

Por lo que, el CEO de la firma considera que una forma de llegar al público mexicano es a través de crear una experiencia de hospitalidad desde que una persona llega al hotel hasta el ambiente que hay en el bar o en las salas de estudio para leer tranquilamente.

Museri señala que Selina tiene diez productos para sus clientes, de los cuales uno es de 10 dólares  por noche (hostal) o 300 dólares por noche (habitación privada).

Un punto importante a destacar es que Selina se dedica a remodelar lugares para convertirlos en centros de descanso.

“Selina está alquilando hoteles existentes que están subarrendando”, agrega el directivo.

El CEO señaló que las personas que tiene presupuesto medio pueden elegir entre los dormitorios, el área de camping, o las hamacas. También, la firma ofrece soluciones de transporte a la medida.

 

No compite con Airbnb 

“La firma no está compitiendo con Airbnb, porque nosotros vendemos una experiencia”, dice el CEO de Selina.

Selina busca que las personas encuentren una conexión social entre las personas que están en las áreas comunes y las personas que forman parte del equipo de trabajo de la firma. “La gente entra a Selina para una conexión, para encontrarse, para conseguir la experiencia, para encontrar personas de alrededor del mundo para viajar con ellos”, explica Museri.

Museri considera que Airbnb es una solución sobre la comodidad, pero no es una solución para vivir una experiencia. “Selina es un lugar social y cultural, que no es sólo paredes o  una hermosa casa a un buen precio”, añade.

Son dos empresas que son similares en el aspecto del acomodo de espacios, por lo que podría haber cierta competencia en ese aspecto, pero no son competidores en lo absoluto.

La startup de hospitalidad opera en 190 países y tiene una valuación de 25,000 mdd. Airbnb también personaliza sus ofertas en base a las opciones de pago locales.

La semana pasada, el gobierno de la Ciudad de México puso  impuesto de 3% sobre las reservas de Airbnb. En 2016, 143,00 viajeros llegaron a la Ciudad de México de los 974,000 que recibió el país a través de la plataforma.

 

Siguientes artículos

Por la familia igualitaria en todo México
Por

Estar en favor de la familia, significa respetar la de los demás y ofrecer a todos la oportunidad de que sus relaciones...