Se espera que el Senado dé su aprobación final en el transcurso del día, posteriormente el proyecto de ley pasará a la Cámara baja.

 

Reuters

El Senado de México dio el miércoles su aprobación definitiva a un proyecto de reforma energética que permite la inversión privada local y extranjera en la estratégica industria con nuevos tipos de contratos, en lo que sería la mayor apertura en décadas del reservado sector.

PUBLICIDAD

La iniciativa, que debe ser ahora aprobada por la Cámara de Diputados, plantea cambios a tres artículos de la Constitución e incluye desde licencias para explorar y explotar hidrocarburos hasta contratos de utilidad y de producción compartida.

Es poco probable que alguna de las reservas sea acogida debido al apoyo que hay en el Congreso para la reforma. El gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y casi todo el Partido de Acción Nacional (PAN) de centroderecha han cerrados filas detrás de la iniciativa.

Juntos ambos representan más de dos tercios del Congreso.

El Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto considera que la reforma es clave para apuntalar la estancada producción de hidrocarburos y dar un nuevo impulso a la segunda mayor economía de América Latina, décima productora mundial de crudo.

México lucha desesperadamente por levantar una producción de crudo que se ha estabilizado en alrededor de 2.5 millones de barriles por día (bpd) frente al tope de 3.4 millones de bpd en el 2004, desde donde empezó a declinar.

 

Siguientes artículos

3 puntos clave para entender la Ley Antilavado
Por

Se estima que el monto de lavado de dinero asciende a por lo menos 10,000 millones de dólares al año, lo que representa...