Con 89 votos a favor y siete en contra, el Senado avaló la minuta procedente de la Cámara baja, que establece la creación de un sistema de alertas sobre el manejo de la deuda pública y sanciones a los funcionarios que cometan abusos.

Reuters

 

El Congreso mexicano aprobó el martes una reforma que impone mayores controles al endeudamiento de los estados y municipios, cuyo rápido crecimiento amenaza con poner en riesgo la estabilidad de las arcas federales, según observadores.

Con 89 votos a favor y siete en contra, el Senado avaló la minuta procedente de la Cámara baja, que establece la creación de un sistema de alertas sobre el manejo de la deuda pública y sanciones a los funcionarios que cometan abusos.

La reforma prohíbe además a los estados y municipios contratar deuda para cubrir el gasto corriente y destinar los recursos sólo a proyectos de inversión pública.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda, los pasivos de los estados y municipios del país latinoamericano crecieron el año pasado un 5.6%, a 509,690.3 millones de pesos (unos 34,159 millones de dólares).

Si bien la cifra representa alrededor de un 3% del PIB Estatal, el monto total se ha duplicado en los últimos cinco años, encendiendo luces de alerta entre algunos especialistas, que temen que el tema pueda convertirse en un eventual dolor de cabeza para el Gobierno.

La reforma, que debe recibir el visto bueno de la mayoría de los 31 congresos estatales, también prohíbe a los Gobiernos locales adquirir deuda en los últimos meses de su administración y obliga a sus autoridades a liquidar las obligaciones de corto plazo que hayan adquirido en ese periodo.

 

Siguientes artículos

Ingresos de Megacable crecen 14% en cuarto trimestre
Por

La Utilidad de Operación antes de Otros Ingresos Netos más Depreciación y Amortización (UAFIDA) se ubicó en 1,255 mdp, c...