El pleno del Senado de la República avaló en lo particular y en lo general el dictamen en materia de regulación y consumo de mariguana.

El dictamen reforma diversas disposiciones de la Ley General de Salud y del Código Penal Federal, a fin de permitir en el país el uso medicinal y científico de la mariguana.

Con 81 votos a favor y dos en contra, fue aprobado en lo particular el dictamen que permite el uso medicinal de la yerba.

Previamente, los senadores autorizaron en lo general el dictamen en esta materia con 98 votos a favor, siete en contra y una abstención.

El debate

La presidenta de la Comisión de Gobernación, Cristina Díaz Salazar, destacó que con esta reforma da un paso «histórico, firme y profundo» que abrirá la puerta para resolver una urgencia médica que aqueja a los mexicanos que no pueden acceder a medicamentos derivados de cannabis.

Sostuvo que con esto se están “sentando las bases para establecer en nuestro país una industria de producción nacional de medicamentos con cannabis” y se abre la puerta a científicos mexicanos para realizar protocolos de investigación de esa planta. Además de que se sientan las bases para establecer en México una industria de producción nacional de medicamentos con cannabis.

En este sentido, la senadora María Elena Barrera dijo que está aprobación se trata de un «sí» a dar el primer paso y a seguir trabajando «para que sea México el que gané por su regulación».

Por otro lado, el senador perredista Fernando Mayans destacó que este dictamen no está completo, pero sí representa un avance en el tema. Y en la misma línea, la legisladora independiente Martha Tagle señaló que en documento no se abordan suficientemente los puntos del autocultivo y mover de grupo a la cannabis psicoactiva.

Gabriela Cuevas coincidió en que el dictamen «se queda muy corto frente a lo que estamos viviendo en México y en el mundo», aunque dijo que una postura «prohibicionista» no deja un saldo positivo y no permite avanzar en la problemática que afecta al país.

En esa línea, Roberto Gil Zuarth destacó que la política de prohibición de la marihuana ha sido un «rotundo» fracaso debido a que no ha ayudado a que se reduzca la producción y el consumo de la mariguana.

En su oportunidad, la senadora Layda Sansores enfatizó que el dictamen en materia de uso medicinal de la marihuana «es hija del oportunismo»y «se diluye en la mediocridad», ya que se desaprovecha una gran oportunidad para evitar que esta planta sea un negocio del narcotráfico.

A su vez, el senador Mario Delgado dijo que «se está haciendo una reforma pequeña por miedos y prejuicios».

Asimismo, senadores de la oposición señalaron que el dictamen aprobado no incluye un proceso integral en la regulación de la mariguana, además de que conserva y profundiza la política de criminalización alrededor de su consumo y producción.

 

Lo que se autorizó 

El dictamen también faculta a la Secretaría de Salud (SSA) para diseñar y ejecutar políticas públicas que regulen el uso medicinal de los derivados farmacológicos de la cannabis sativa, índica y americana o mariguana, entre los que figura el tetrahidrocannabinol (THC), sus isómeros y variantes estereoquímicas, así como normar la investigación y producción nacional de los mismos.

Además, en el documento se señala la eliminación de la nabilona y al cáñamo de la lista de las sustancias que se consideran como un problema grave para la salud pública.

Los senadores consideraron pertinente que esta dependencia otorgue las autorizaciones para importar estupefacientes, sustancias psicotrópicas, productos o preparados, incluyendo los derivados farmacológicos de la cannabis, entre los que se encuentra el THC, sus isómeros y variantes estereoquímicas.

El dictamen, presentado en tribuna por el perredista Miguel Barbosa, establece que los productos que contengan concentraciones de 1% o menores de THC y que tengan amplios usos industriales, podrán comercializarse, exportarse e importarse cumpliendo los requisitos establecidos en la regulación sanitaria.

La siembra, el cultivo o la cosecha de plantas de mariguana no será punible cuando éstas se lleven a cabo con fines médicos y científicos en los términos y condiciones de la autorización, que para tal efecto emita el Ejecutivo Federal.

Los senadores también indicaron que no se aborda el tema relacionado con la dosis máxima para consumo personal, ya que esto se analizará, discutirá y dictaminará cuando se considere por parte de las comisiones correspondientes. Además de que esto no significa que los artículos de contenido penal relacionados con la modificación de la dosis máxima propuesta por el Ejecutivo hayan sido rechazados o desaprobados.

 

Siguientes artículos

Asamblea avala responsabilizar a Maduro de crisis en Venezuela
Por

El Parlamento venezolano solicitará a la Fiscalía que investigue si existen razones para abrir juicio que lleve a su des...