Reuters.- El Congreso de Estados Unidos aprobó el viernes un proyecto de ley de financiamiento de 1.3 billones de dólares que dispone fuertes incrementos de gastos militares y otros ítems no relacionados a defensa, y lo envió al presidente Donald Trump para su promulgación.

Con la firma de Trump, la ley evitará una temida paralización del gobierno y mantendrá las agencias federales con fondos hasta el 30 de septiembre, lo que pondrá fin por ahora a las constantes riñas presupuestarias en Washington y permitirá a los legisladores enfocarse en la campaña para las elecciones de medio término de noviembre.

El Senado de Estados Unidos aprobó con 65 votos a favor y 32 en contra la legislación, luego de que la Cámara de Representantes le dio luz verde el jueves. La votación aliviará los intensos enfrentamientos en el Congreso, que debía haber aprobado inicialmente la ley de financiamiento gubernamental el pasado 1 de octubre.

Desde entonces se aprobaron varias medidas legislativas temporales para mantener operando al Gobierno federal, excepto por dos breves paralizaciones parciales que tuvieron lugar previamente este año, cuando el Congreso llegó a un punto muerto y los fondos se agotaron.

PUBLICIDAD

A pesar de que los líderes republicanos en el Congreso instaron a aprobar la ley, algunos de sus pares rechazaron la iniciativa. El partido controla ambas cámaras legislativas y la Casa Blanca, pero ha tenido dificultades para concretar su agenda presupuestaria desde que llegó al poder en enero del 2017.

El senador republicano Rand Paul pasó parte del jueves en Twitter criticando lo que describió como una ley de gastos innecesaria con fondos excesivos. “Vergüenza. Vergüenza. Una calamidad en ambas cámaras y partidos. Ahora tenemos una enorme ley de 2,232 páginas, con un gasto de antología de 1.3 billones de dólares”, afirmó.

Paul dijo que la ley es “monstruosa”, porque destina más dinero a programas antiguos que ya tienen más de una década. Sus objeciones de último minuto jugaron un rol clave al retrasar la votación en el Senado hasta la madrugada del viernes.

La ley cuenta con cláusulas dispuestas para atraer el respaldo de los conservadores, ya que incluye un aumento de 80,000 millones de dólares en el presupuesto militar y más fondos para la seguridad en las fronteras.

 

Siguientes artículos

La CDMX está cada vez más cerca de quedarse sin agua
Por

En Ciudad del Cabo, que podría deberá interrumpir la distribución normal de agua a mediados de abril, el consumo de agua...