La medida apunta a obtener aprobación bipartidista esta semana de una ley de inmigración exhaustiva.

Reuters

 

El Senado de Estados Unidos aprobó el miércoles por abrumadora mayoría un plan de 46,000 millones de dólares para aumentar drásticamente los esfuerzos de cumplimiento de la ley federal en la frontera del país con México.

PUBLICIDAD

La medida apunta a obtener aprobación bipartidista esta semana de una ley de inmigración exhaustiva.

La enmienda aprobada por el Senado pretende duplicar, a unos 40,000, el número de agentes estadounidenses que patrullan la frontera suroccidental, completar la construcción de un muro fronterizo de 1,126 kilómetros, y permitir la compra de equipos de vigilancia de alta tecnología para detectar cruces ilegales en la frontera.

El Senado apoyó la enmienda sobre la seguridad en la frontera por 69 votos a 29, con 15 de los 46 republicanos sumándose a los 52 demócratas y dos senadores independientes.

No obstante, ninguno de los cuatro líderes republicanos del Senado votó a favor de la enmienda, una señal de las continuas divisiones dentro del partido en lo que hace a la legislación sobre inmigración que apunta a brindar un camino hacia la ciudadanía a los 11 millones de residentes indocumentados.

“No sé cómo un republicano podría mirar una cámara de televisión o a un votante a los ojos y negar que esta enmienda fortalece (…) la frontera y hace a nuestra frontera más segura”, dijo el senador republicano Bob Corker, de Tennessee, quien ayudó a redactar la enmienda.

Corker agregó que si una mayoría de los republicanos votaban contra el proyecto, como sucedió, “los demócratas serán los dueños del tema de la seguridad en la frontera”, largamente argumentado por los republicanos.

El senador republicano Charles Grassley de Iowa dijo que era escéptico sobre el hecho de que realmente se contraten 20,000 agentes más de seguridad fronteriza en los próximos 10 años.

Además indicó que la enmienda “hace grandes promesas que inyectarían más dinero a la frontera, pero que no hay seguridad de que el trabajo se realice”.

La oposición republicana a una legislación sobre inmigración exhaustiva como la que propone el Senado es feroz en la Cámara de Representantes, que está controlada por los republicanos y donde no se han dado garantías de que el proyecto de ley avance hacia la legalización y finalmente hacia el otorgamiento de la ciudadanía a los 11 millones de residentes indocumentados.

 

Siguientes artículos

BMV amplía demanda contra juez por caso Elektra
Por

El mercado bursátil mexicano acusa a la magistrada de mantener una “comunicación indebida” con una de las partes, violan...