Concretar la igualdad en la sociedad requiere del acceso de las mujeres puestos de liderazgo, aseguraron los integrantes primer panel del Foro Forbes de Mujeres Poderosas Redefiniendo el Poder.

 

Para lograr la igualdad en la sociedad y en las empresas, es necesario que las mujeres accedan a los puestos de liderazgo. Sin embargo, avanzar a pasos acelerados es el reto para lograr la inclusión femenina en México.

“Ser líder es ser feminista”, aseguró Denise Dresser, analista y catedrática del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) en su participación en el primer panel del Foro Forbes de Mujeres Poderosas Redefiniendo el Poder.

En el mundo, sólo 17 países son gobernados por mujeres y 21% de las compañías son lideradas por empresarias. La necesidad de mujeres en los puestos clave es evidente.

Para la académica, las condiciones en el mundo mejorarán cuando existan más mujeres que empujen los cambios en los distintos sectores de la sociedad.

“Falta tanto por avanzar en la ideas de género sobre el feminismo”, dice la académica del ITAM.

Denise Dresser recordó la primera vez que dictó una conferencia y el público le aplaudió de pie, mientras que Jesús Reyes Heroles, quien era su jefe, le decía de forma irónica: “Los beneficios de usar falda corta”.

En este sentido, la analista explicó que la educación es la mejor arma para cambiar al mundo y empoderar a las mujeres en un mundo gobernado por hombres.

“La educación nivela el terreno de juego para la mujer”, dijo Dresser.

Pero lograr el acceso a la educación de todas las mujeres y ascender a los puestos de liderazgo no es una tarea sencilla. Hace falta el análisis de políticas públicas que permitan a las mujeres acceder a puestos, así como crear una red de apoyo entre gobierno y organizaciones no gubernamentales que permita crear un vínculo de poderoso entre mujeres, aseguró Lorena Cruz Sánchez, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres)

“Las mujeres quieren participar en las decisiones políticas del país”, explicó Cruz Sánchez.

 

El talento no tiene sexo

“Hay que quitar el estigma de las mujeres ejecutivas, como muestran algunas películas”, explicó Mónica Flores, directora general de ManpowerGroup Latinoamérica.

La directora general de ManpowerGroup Latinoamérica asegura que, según estudios, después del primer año de trabajo sólo 7% de las mujeres pidieron un aumento de sueldo, mientras que en el caso de los hombres fue de más de 50%.

Las empresas también juegan un papel importante en el empoderamiento de la mujer. Las empresas deben promover el talento si hacer distinción de género y tener “dosis de justicia” que incentiven resultados entre los miembros de una organización para lograr la sostenibilidad de las compañías.

“El talento no tiene sexo”, comentó Enrique Taracena Figueroa, director académico de Programas de Perfeccionamiento y Programas Especiales del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE).

Para que las empresas lo logren es importante dar los primero pasos: “Hay que apoyar el desarrollo de las carreras de los jóvenes y líderes en todas las áreas de una compañía… Necesitamos muchos más líderes para México”, dijo Griselda Hernández Fábregas, director ejecutivo de Kelly Services México.

“La justicia es fundamental para la sociedad y la empresa… este mundo se va a feminizar en un grado máximo”, dijo Taracena, del IPADE.

 

dresser

 

Siguientes artículos

Banxico y Hacienda advierten sobre entorno económico adverso
Por

Los miembros del Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero coincidieron en que la desaceleración de la economía esta...