Con 125 años de historia, la elegancia y exactitud de los relojes Roamer, continúan ofreciendo al mundo, un diseño único pensando en marcar los hitos de la sensibilidad, el espíritu de modernidad y el perfeccionamiento.

 

Por Ismael Jiménez

 

PUBLICIDAD

Roamer of Switzerland acaba de presentar en México el nuevo set de edición limitada Limelight, que incluye dos relojes, lo que resulta el regalo ideal para una pareja.

Estas piezas fabricadas en acero inoxidable chapado en oro se complementan a la perfección y son el dúo armónico en cuanto a diseño y color, con una elegancia única.

Las esferas, de 28 mm para dama y 38 mm para caballero, se encuentran disponibles en tonos dorado, plateado y negro, adaptables perfectamente a cualquier guardarropa. La esfera es de cristal de zafiro antireflejante, en su interior alberga el minutero en número romanos para todos los modelos.

Su correa de cuero de alta calidad tiene un diseño de cocodrilo que garantiza un agradable confort.

El movimiento de cuarzo suizo de calidad hace que los relojes Limelight de la tradicional marca de relojes Roamer, sean los fieles compañeros de todos los días.

El set Limelight de Roamer of Switzerland se presenta en una elegante caja de regalo que incluye un certificado de calidad y garantía de dos años.

El sello de calidad “Swiss Made” se ha convertido a nivel mundial en sinónimo de proceso de fabricación de alta confección y productos de calidad superior, cuidando la pasión por los detalles más pequeños. Desde hace generaciones, Roamer disfruta de una excelente reputación entre clientes y socios, especialmente por la combinación de funcionalidad y lujo, con un diseño estético y equilibrado.

El set Limelight representa el regalo ideal en esta edición especial como conjunto de reloj de pareja. Ambos relojes se complementan perfectamente en su forma y color y encuentran el estilo perfecto para la muñeca del hombre o de la mujer.

Los elegantes relojes Limelight, muy planos, se alinean en la serie clásica de la marca tradicional Roamer of Switzerland.

Una caja redonda de acero inoxidable, bañada en oro de 30 o 40 mm de diámetro, enmarca una esfera plateada y esmerilada con efectos de rayos de sol. Dos manecillas señalan la hora sobre números romanos dorados. La clara esfera está protegida por un cristal de zafiro antirreflejos. Una pulsera de cuero negro de alta calidad con patrón de piel de cocodrilo garantiza una gran comodidad.

El mecanismo de cuarzo de calidad suiza convierte al set Limelight en un fiel compañero para ella y para él. También están disponibles otros dos acabados especiales como relojes de pareja: con la caja en acero inoxidable con esfera plateada o negra.

Creada en 1888, Roamer of Switzerland tiene tras de sí más de 125 años de historia. Entonces, al igual que ahora, los diseños de Roamer se caracterizan por su elegancia clásica y sus innovaciones técnicas, todo sin olvidar de mantener, los exigentes niveles de calidad que van asociados a la expresión “Swiss Made”.

El secreto del éxito de la marca radica en saber combinar su férrea atención a los detalles con su fidelidad incuestionable a la tradición. Roamer ha sido, es y siempre será sinónimo de calidad insuperable con una relación precio-beneficio muy atractiva.

El comienzo de la historia Roamer es la visión de un pionero industrial suizo llamado Fritz Meyer (1859-1926), que quería desarrollar un sólido pero elegante reloj, con el objetivo de establecerlo como un valioso accesorio.

Para conseguir un paso más cerca de su sueño, abrió un taller en Solothurn en 1888, produciendo escapes de cilindro para los relojes mecánicos. Con esto puso la primera piedra de la tradición de 125 años de Roamer.

La empresa creció sustancialmente en los siguientes siete años en la producción de relojes completos. En 1897 Meyer logró el primer hito en la historia de Roamer.

A la vuelta del siglo, Meyer aprovechó la ocasión de haber producido su movimiento del reloj número 500,000. Para completar su sueño, en 1904 se asoció con el ambicioso relojero Johann Stüdeli y lanzó Meyer & Stüdeli. En 1908 la exitosa marca de relojes Roamer fue registrada en Suiza.

La demanda de los mecanismos de relojería populares creció rápidamente, y Meyer & Stüdeli aumentó la producción a 3,000 movimientos por día. En 1923 más de un millón de mecanismos de relojería salieron de la fábrica.

En 1909 Leo Meyer, hijo de Fritz Meyer, abrió una sucursal en Gran Bretaña, que hasta bien entrada la década de 1970, sería uno de los mercados más importantes para Roamer.

Con el éxito del desarrollo de relojes completos, varias solicitudes de patente siguieron en la década de 1940. Uno de los muchos hitos fue una carcasa de bajo mantenimiento con excepcional resistencia al agua, una innovación líder en ese momento.

Por otra parte, los pilotos de prueba británicos se dieron cuenta de que el movimiento automático del reloj Roamer era igual a las condiciones extremas durante el vuelo supersónico, incluso caídas de altura y temperatura no tenían repercusión alguna sobre la precisión de los relojes a prueba.

El éxito de la línea Roamer y la creciente importancia de su liderazgo en el mercado en todo el mundo dieron paso a un cambio de nombre de la empresa. En 1952 nació Roamer Watch Co. SA. La palabra en inglés “vagabundo” rindió homenaje a las aspiraciones progresistas de la empresa y subrayó la importancia de los británicos, y más tarde del mercado internacional.

Actualmente, la marca Roamer se distribuye a través de Vanguardias Modernas (VGM), una empresa hermana de Bestime Europe basada en Madrid, con más de 12 años en el mercado, y con planes para desarrollar la marca en México, Estados Unidos y el Caribe.

roamer_bueno

 

Siguientes artículos

Prestaciones laborales, sin impacto por las reformas
Por

Las reformas estructurales hasta el momento no han tenido un impacto sobre las prestaciones que entregan a los trabajado...