cintillo-seleccion-forbes

Este texto se publicó originalmente el 30 de noviembre de 2016. 

La guerra entre gasolineras ha comenzado y Petro Seven se suma a la batalla por el mercado mexicano con 215 estaciones de servicio, una estrategia enfocada en la atención al cliente, con litros exactos, además de la apertura de 35 tiendas cada año.

PUBLICIDAD

“Definitivamente viene la competencia y eso nos está motivando a transformarnos y ser mejores. Hay oportunidad para crecer en los territorios en donde estamos  y en otros que nos interesan de la mano de las tiendas de conveniencia 7-Eleven”, dijo en entrevista con Forbes México, Luz María Gutiérrez CEO de Petro Seven.

La declaración se produce en un mercado cuya venta anual de gasolinas (Magna y Premium) generó 377,087 millones de pesos (mdp) entre 2011 y 2015.

Para la directora general de la gasolinera, las estaciones de servicio deben profesionalizarse y adoptar mejores prácticas para adaptarse y lograr el éxito en el mercado mexicano.

Su estrategia para competir con jugadores como OxxoGas, que cuenta con 33 estaciones y que planea abrir 50 más cada año, son la calidad en el servicio, litros exactos, seguridad y baños limpios.

“Seven Eleven tiene categorías diferenciadas que no se encuentran en otra parte. Además de que ofrecemos promociones y causas sociales”, dijo la CEO de Petro Seven.

La inversión promedio para remodelar una estación de servicio estándar de Petro Seven fue de un millón de pesos (mdp), con un tipo de cambio de 18.50 pesos por dólar.

“Esta inversión se puede ajustar dependiendo la devaluación, ya que hay muchos materiales de importación. Con la volatilidad del tipo de cambio la inversión de las estaciones se incrementa. Lo que buscamos es sacarle el mayor provecho a la inversión con gestión operativa”, destacó Luz María.

El equipo de Petro Seven está constantemente buscando fuentes de proveeduría en México y en el extranjero, específicamente con el estado de Texas en Estados Unidos.

“Estamos evaluando alternativas. Con Texas tan cerca se antoja que pueda ser por ahí. Hemos hablado con muchos proveedores de Molécula y de servicio y almacenamiento y seguimos platicando con Pemex. Hoy no tenemos tomada una decisión. Buscar nuevas fuentes de proveeduría implica desarrollar capacidades que hoy no se tienen en las empresas por que antes Pemex era el único proveedor”, destacó la CEO.

La apuesta de Petro Seven es consolidarse en los territorios del noreste como son Reynosa, Matamoros, Saltillo, Chihuahua, Torreón y Monterrey en toda la zona conurbada, y buscará llegar a otros 22 estados del país en los próximos años.

También puedes leer: A Shell le encantaría ver pronto sus gasolineras en México

 

Litros exactos, el reto principal

El principal reto de Petro Seven es mostrar que es una competidora que busca dar litros exactos adoptando nuevas tecnologías.

“Preparamos mucho a la gente e invertimos en cursos. Estamos continuamente desarrollando nuevas prácticas en las estaciones e invirtiendo en tecnología para cobrar y que el cliente puede salir rápido”, expresó Luz María Gutiérrez.

Otra forma de competir contra firmas como FullGas, Hidrosina o Gulf —que alista su entrada al mercado con 700 estaciones— son autolavados y otros servicios.

Sobre el robo de combustible, Luz María espera que las autoridades establezcan el Estado de derecho para que realmente se pueda consolidar la reforma energética. Las tomas clandestinas dejan pérdidas estimadas por 40,000 mdp anuales.

“Evaluamos los riesgos y los consideramos, pero no por eso dejamos de hacer lo que consideramos conveniente”, enfatizó Luz María.

La directiva y su equipo estiman que el precio de la gasolina no bajaría el próximo año con la liberalización del combustible, por condiciones como el precio del petróleo y el tipo de cambio.

“Cuando ya esté libre el mercado, cuando nosotros compremos o importemos el combustible y se regule el mercado por la demanda, tal vez podrían bajar los precios. Hoy es muy complicado”, dijo la CEO de Petro Seven.

Ante la futura administración de Donald Trump y la intención de Petro Seven de traer gasolina de Texas, Luz María considera que no habrá ningún problema con el negocio.

“Es un beneficio para ellos y no tendría que tener ningún riesgo para México. Yo creo que son temas que están muy aterrizados, ellos van a seguir exportando su producto. No prevemos que con Trump vaya a cambiar algo, al contrario, hemos visto el mismo movimiento”, añadió la directiva.

 

Siguientes artículos

Selección Forbes 2016: 5 rasgos financieros de un millennial
Por

Los jóvenes nacidos entre 1980 y 2000 han crecido en un periodo de cambios muy rápidos, lo que ha determinado la forma e...