Sucesión-vida-real Boton-noviembre-2019

Por DAWN CHMIELEWSKI

A medida que el fundador de 96 años se desvanece gradualmente de la escena, hay un nuevo ocupante en la oficina del presidente: su hija, Shari, que salió victoriosa de, posiblemente, la batalla corporativa más viciada de este siglo hasta ahora, y que, en ocasiones, la enfrentó a su propio padre.

Ella no perdió el tiempo haciendo suyo el lugar donde hay un sillón blanco sobrecargado y sillas que hacen juego, dispuestas alrededor de una mesa con un arreglo floral al centro. La familia está en todas partes: las fotos de los hijos y nietos de Sumner cubren cada superficie plana. Shari posa con los seis trofeos del Super Bowl obtenidos por sus amados Patriotas de Nueva Inglaterra.

Y Sumner también hace presencia mediante un retrato en el que aparece sentado tras su escritorio. En lugar de la imagen segura, austera e imponente que la mayoría de los fundadores prefieren, ésta lo representa con mayor fidelidad, pues ahora se ve frágil, inclinado, encogido por la edad, vestido con la playera de su equipo, los Patriotas (fanatismo que comparte con su hija).

“No importa cuán difícil o desafiante se haya puesto, traté de mantener la cabeza baja, luchar por lo que era correcto y no leer la prensa”, dice Redstone, durante una serie de entrevistas para Forbes, las primeras que concede desde que ganó la batalla por el futuro de CBS y Viacom, iniciada hace cuatro años. “Para mí, fue realmente importante ignorar el ruido y seguir mirando hacia adelante”.

Eso requirió de cierta disciplina férrea. La batalla real se desarrollaba, aparentemente, a diario, y tenía, incluso, el tipo de giros y dramas de la serie Succession de HBO, claramente inspirada en parte por los Redstone (y, en gran medida, por los Murdoch).

Después de años de cabildeo, engatusamiento, disputas legales y maniobras en la sala de juntas, la pequeña Shari Redstone, de 65 años, apareció oficialmente, en agosto, como la presidenta de la entidad combinada que pronto se unirá, tras haber rehecho las recalcitrantes juntas de Viacom y CBS.

“Había muchos hombres a su alrededor, hombres muy poderosos, diciéndole que no iba a ganar, quiénes eran sus enemigos, etcétera”, dice Jason Hirschhorn, exdirector digital de MTV, que luego obtuvo una inversión de parte de la firma de riesgo de Redstone. “Pensaban que ella era ‘la típica hija de un rico, que no sabía nada’.

Shari-Redstone

Y ésa, entre otras cosas, es la razón por la que ganó”. Redstone, una abogada de formación, se negó repetidamente a hablar sobre muchos de los detalles medulares de la batalla, incluyendo sus tratos con Les Moonves, con quien CBS está actualmente involucrado en un proceso de arbitraje.

El sitio que le da ventaja es su oficina, una muy familiar, por cierto, que, en este caso, dispone de una fortuna de 4,100 millones de dólares (mdd) y se apoya en una legendaria relación de montaña rusa con su testarudo padre en medio.

Esa saga tiene ya un nuevo capítulo sorprendente, que incluye una fuerte afirmación de que Redstone es la mujer más poderosa en los medios. Shari Redstone nació en 1954, el mismo año en que Sumner Redstone se convirtió en la leyenda que es ahora: había dejado su carrera lucrativa como abogado antimonopolios, para unirse a la cadena de 14 autocinemas de la familia, National Amusements.

“No hay un día en que no entre a esa oficina y recuerde que todo comenzó con mi padre y su visión, hace muchos años”, reconoce Redstone.

En contraste con sus complicados años adultos, sus primeros recuerdos de la infancia incluyen cuando él la llevaba a la escuela en las mañanas, desayunaban juntos y hacían giras por universidades. Ella recuerda que una madrugada lluviosa, cuando estaba en la escuela de Leyes tratando de sacar adelante su carrera, su padre hizo algo inolvidable: salió corriendo, a las tres de la mañana, en busca de un local de copias, para ayudarla a terminar un ensayo que le habían dejado de tarea en el colegio.

Shari-Redstone

Foto: Mark Sullivan/WireImage

Ella heredó el cabello castaño rojizo y el agudo intelecto de su padre. Después del nacimiento de su tercer hijo, dejó de practicar Derecho de tiempo completo. Mientras estudiaba para ser trabajadora social, descubrió que su vida cambiaba de rumbo, cuando su matrimonio de 13 años con Ira Korff terminó, en 1993.

“Cuando me divorcié, yo… necesitaba conseguir un trabajo: esa posición [la de mi padre] que me dio la entrada a National”, dice Redstone. “Él quería que yo fuera a las juntas cuando me divorcié, y le dije que no, porque estaba tratando de cuidar a mis hijos y de equilibrar el trabajo…Ése fue el único empujón que me dio mi padre”.

Después de unirse a National Amusements, como vicepresidenta de Estrategia Corporativa, en 1994, expandió la compañía a nivel mundial, abriendo teatros en Rusia y América Latina. Fue pionera en un concepto que todavía hoy está en boga: introducir comida gourmet, salones y servicio de valet parking en los teatros de Los Ángeles y otros lugares.

El veterano Redstone estaba tan complacido que, según los informes, dijo: “Tu vida no estará completa hasta que hayas conocido a Shari”.

El brillo de su aprobación no duró mucho. El patriarca que con frecuencia se jactaba de su inmortalidad, se aferró a una repisa de la ventana del tercer piso durante un incendio, casi mortal, en el hotel Copley Plaza, en Boston, que dejó quemaduras en casi la mitad de su cuerpo.

Redstone también era famoso por negarse a entregar el poder, prescindiendo de una larga serie de ejecutivos bien considerados, desde Frank Biondi, hasta Mel Karmazin y Tom Freston. Sumner y Shari comenzaron a chocar por la sucesión, el gobierno corporativo y el futuro del negocio del teatro. Un punto importante de discusión fue la inversión de su padre en Midway Games, una compañía que luego se declaró en bancarrota.

Deborah-Dauman

Philippe Dauman, Deborah Dauman y Sir Martin Sorrell Foto: Bennett Raglin/Getty Images.

La tensión estalló públicamente en 2007, después de que Shari votó por bloquear un regalo caritativo de 105 mdd que su padre quería hacer a los sistemas hospitalarios en Massachusetts y California. En una carta a los fideicomisarios del fondo de National Amusements, Sumner escribió que su hija “no tenía el criterio comercial y las habilidades necesarias para servir como presidenta de las tres compañías”, según una demanda presentada posteriormente por uno de los antiguos compañeros de Sumner.

En una carta enviada a Forbes cinco meses después, la criticó públicamente por intentar sucederlo como presidente de Viacom y CBS, diciendo que ella y su hermano Brent habían hecho “poca o ninguna contribución” a la construcción del imperio mediático.

“Mientras mi hija habla de un buen gobierno, aparentemente ignora la regla fundamental de la democracia corporativa: que la administración de ambas compañías, Viacom y CBS, deberían seleccionar a mi sucesor y no autoproclamarse ella”, escribió.

Brent había demandado a su padre en 2006, por marginarlo de algunos grandes negocios, incluida la decisión de dividir Viacom en dos firmas, y por autonegociación. Shari se puso del lado de Sumner, y la empresa emitió una declaración acusando a su hermano de “abusar del sistema judicial en un intento de extraer un acuerdo financiero en una disputa familiar”. Brent demandó por el acceso a su sexto interés (concepto en la ley de bienes inmuebles que describe las condiciones que deben existir para que se creen ciertos tipos de intereses de propiedad) en la compañía y se marchó con 240 mdd.

(Los intentos de Forbes por comunicarse con él en su casa, en Colorado, no tuvieron éxito).

Eso dejó a Shari Redstone con una participación de 20% en National Amusements, que se había transformado en una sociedad de cartera para Viacom y CBS. Fue complejo: ella defendió a su padre y reprendió públicamente a su hermano cuando él demandó por su participación legítima en la sociedad de cartera.

Ella perdonó y protegió a Sumner, incluso después de que él la denigró ante los ejecutivos de Viacom. Pero el viejo Redstone había brillado a través de otros dos ejecutivos: Philippe Dauman y Les Moonves. La batalla por suceder a su padre estaba a punto de volverse aun más complicada.

Para Sumner, Dauman era como otro hijo. El abogado educado en Columbia se ganó la confianza de Sumner mientras se pertrechaba en una habitación del Hotel Carlyle en Nueva York, tramando su guerra hostil por Viacom.

Foto: Christophe Morin/IP3/Getty Images

National Amusements superó a un equipo de compras dirigido por la gerencia en 1987, adquiriendo los activos de la compañía, incluidos MTV Networks, Showtime, The Movie Channel y Nickelodeon. Dauman fue nombrado ceo de Viacom en un momento en que la televisión por cable estaba en su apogeo. La MTV de Viacom fue, posiblemente, la fuerza cultural más influyente de esa generación.

Nickelodeon se convirtió en el canal dominante para niños, con apuestas como Bob Esponja, y Comedy Central se convirtió en un ícono para ofertas como South Park y The Daily Show.

Pero Dauman perdió su toque en 2014, cuando las acciones de Viacom comenzaron a disminuir, en sintonía con los números de audiencia de la televisión, y los ingresos de Paramount Filmed Entertainment cayeron en 557 mdd, una tendencia que se aceleraría el año siguiente.

Redstone, que se alejó de National Amusements, y que, en 2011, comenzó con su yerno una firma de capital de riesgo, mostraba cada vez más preocupación.

Los ejecutivos del pasado y del presente lamentaban la lenta erosión de una cultura construida alrededor del mantra de su padre: “El contenido es el rey”.

Ella dice: “La cultura y los valores que representaban todo lo que era Viacom se perdieron con Philippe. La confianza en el contenido, que es importante, desapareció también durante su periodo”. Dauman declinó hacer comentarios. Viacom gastó 15,000 mdd en recompras, en un intento de apuntalar el stock, mientras que los rivales adquirieron propiedades que agregaron un valor inmenso a largo plazo a sus bibliotecas, como las compras de Disney de Marvel Entertainment y Lucasfilm.  Redstone, presente en la junta, estaba limitada sin el apoyo de su padre.

“Básicamente, se trataba mucho de ingeniería financiera y recompra de acciones, y no de creer en las personas que hicieron contenido, no apoyar a las personas que idean contenido, no generar una cultura de creación de contenido”, dice Redstone.

Shari-Redstone

“Entonces, me enfrenté a eso y traté de pelear esa batalla durante años, en vano”. Observó, impotente, cómo el legado que Sumner construyó se desvanecía. MTV y Nickelodeon estaban perdiendo relevancia a medida que el público joven volvía su mirada al contenido en línea. Paramount Pictures, el estudio de películas como El Padrino, estaba lanzando filmes inútiles como Hot Tub Time Machine 2 y una nueva versión de Ben-Hur.

“Tenemos la mejor oportunidad de cualquier compañía de medios en el mundo para ser la número uno en el futuro”, recuerda haber dicho a la junta en ese momento. “Somos dueños de la atención de estas personas. Qué vergüenza, si los perdemos”.

Pero, aunque encontró que la junta era indiferente a sus preocupaciones, ella dice que gran parte de la compañía se estaba uniendo detrás de ella.

La gente me apoyaba, no por mí, sino porque querían que Viacom volviera”, asegura.

Enfermo y luchando con la movilidad física, pero aún en control, su padre demostró ser su mayor desafío. Durante un tiempo, Shari y su familia no visitarían la mansión de Beverly Hills que Sumner compartía con  dos mujeres: su entonces novia, Sydney Holland, y una excompañera, Manuela Herzer; y la comunicación era limitada.

Ella tomó un papel más activo en la vida de su padre después de que él pasó por una serie de hospitalizaciones en el verano de 2014, alegando, en una presentación judicial, que una enfermera le confió que había presenciado abuso emocional y financiero al frágil multimillonario.

Si bien, las dos mujeres negaron las acusaciones, fueron alejadas en 2015, y, después de una batalla legal que reveló detalles embarazosos del apetito sexual de Sumner, Shari se hizo cargo de su cuidado. Una vez más, comenzó a visitar a su padre.

“Lamentablemente, llegaron personas a su vida que tenían una agenda diferente, y su objetivo era separarnos. Y, de alguna manera, hicieron un buen trabajo”, dice Redstone. “[Eso] nunca significó que dejáramos de querernos o preocuparnos el uno por el otro, pero se volvió realmente difícil”.

Una vez que se reconciliaron, ella compartió con su padre sus preocupaciones sobre Viacom. Le habló sobre su legado perdido, la fuga del talento, incluidas las estrellas de la marca, Stephen Colbert y Jon Stewart, y la pérdida de espectadores en las plataformas digitales. Lamentó la cultura dañada.

“Me hizo una pregunta y la pregunta me hizo decir: ‘Mira, papá, déjame contarte lo que sucedió en
Viacom’. Y le hablé de todos los negocios de Viacom, las posiciones que había tomado en la junta, que no necesariamente habían sido bien recibidas.

Él sólo había estaba escuchando la opinión de Philippe de lo que estaba sucediendo en la firma, lo que estaba sucediendo en mi junta y cuáles eran mis puntos de vista”, dice Redstone. “Así que le di a mi papá todo ese contexto.  E, incluso, al final de eso, creo que, cuando entendió lo que estaba sucediendo en la empresa, no estaba listo para dejar ir a Philippe”.

Entonces, un día de febrero de 2016, Dauman pasó por las puertas metálicas de la casa de Sumner, en el exclusivo vecindario de Beverly Park, para proponer la venta de una participación accionaria en Paramount, en una reunión descrita vívidamente en la biografía de Sumner, The King of Content, de Keach Hagey.

El triunfo del ejecutivo en 1994, sobre el presidente de QVC, Barry Diller, en la búsqueda de Paramount (el estudio de cine más antiguo de Estados Unidos), fue la victoria profesional que más saborearía. Venderlo equivalía a cometer una traición. Sumner ordenó a sus abogados que no vendieran, pero fue a su hija a quien acudió para asegurarse de que eso no sucediera. “Le dije: ‘Haré esto, pero ésta es tu batalla; Recuérdalo’”. Ella cuenta: “No fue una batalla por mí. Fue por él”.

Shari-Redstone

Shari Redstone afirma que no tenía un plan maestro para la lucha que se avecinaba. “No era un plan a largo plazo, porque seguía teniendo desafíos a corto plazo”. Para marzo de 2016, Dauman y el miembro de la junta de Viacom, George Abrams, habían sido retirados del fideicomiso familiar de siete personas.

Ese par demandó, desafió la competencia mental de Sumner y acusó a Shari de manipular a su padre. Luego, Dauman fue retirado de la junta de Viacom junto con otros cuatro directores dóciles. Se montó un nuevo desafío legal, pero antes de que los dramas de la corte pudieran desarrollarse, Dauman aceptó una salida lucrativa, que incluía 58 mdd en indemnizaciones por despido.

Shari aún se enfrentó a otro oponente significativo, un ejecutivo al que había considerado amigo de confianza, que se interpuso en el camino de la fusión que, consideraba, sería lo mejor para la compañía y sus accionistas: el director ejecutivo de CBS, Les Moonves.

Moonves fue contratado por Sumner en julio de 1995, asumiendo el cargo de presidente de CBS Entertainment cuando Tiffany Network era el hazmerreír de la industria de la televisión. El experto ejecutivo de programación, que tuvo luz verde con Friends y ER, se propuso hacer éxitos como CSI, NCIS y Cold Case, transformando a CBS en la red de transmisión más vista del país, ganándose, en el proceso, el título de ceo y el estatus de titán. Moonves tenía poco interés en enfrentar los problemas que estaba sufriendo el “hermano corporativo” de la cadena, Viacom; incluso, acudió a los tribunales para bloquear la fusión con ésta.

Luego vino el movimiento #MeToo, que rápidamente atrapó a CBS. La compañía primero despidió al anfitrión de CBS This Morning, Charlie Rose, citando informes de “comportamiento perturbador e intolerable”; luego, también al productor ejecutivo de 60 Minutes, Jeff Fager, por “violar la política de la compañía”, específicamente, amenazando a un reportero de CBS que estaba siguiendo informes de relaciones sexuales y mala conducta en la empresa.

Te puede interesar: Tras el movimiento #MeToo, Hollywood busca coordinadores de escenas íntimas

Rose se disculpó por su comportamiento inapropiado, pero dijo que no todas las acusaciones eran ciertas. El ejecutivo más poderoso que se vio en riesgo fue Moonves, quien, en julio de 2018, se encontró en medio de una historia publicada en The New Yorker, que denunciaba acusaciones de conducta sexual inapropiada y amenazas de represalia.

Moonves renunció en septiembre de 2018. Seis nuevos miembros se unieron a la junta de CBS. Con el ceo interino, Joseph Ianniello, en su lugar, la firma se movió rápidamente para reparar una cultura descrita como “tóxica y misógina”: donó 20 mdd a organizaciones comprometidas con la eliminación del acoso laboral, instaló un nuevo jefe de personal y nombró a una mujer, Susan Zirinsky, como presidenta de CBS Noticias.

“Estaba hablando ante un grupo de mujeres…. y me dijeron: ‘Después de todo lo que has pasado, ¿por qué no deberían todas las mujeres en esta sala ser pesimistas?’”, recuerda Redstone. “Porque estoy aquí, porque podemos hacer esto”.

Pero éste es un momento en el tiempo en el que, creo, no podemos dejar caer la pelota. Tenemos la oportunidad y la responsabilidad de hacer lo que podamos para tener un impacto”.

Habiendo despachado a sus dos principales rivales e implosionando, respectivamente, la ascensión de Redstone pasó de una posibilidad remota a casi un hecho consumado. Si bien no se hizo oficial hasta agosto pasado, cuando CBS y Viacom anunciaron su acuerdo de fusión de 12,000 mdd, Shari Redstone comenzó a mirar hacia el futuro el año pasado. Para llegar allí, deberá mantener a la familia de su lado.

La participación de 80% de Sumner se dividirá en dos a su fallecimiento: la mitad en beneficio de sus descendientes, cuyos fideicomisarios incluirán a Shari y su hijo, así como a otros con largos lazos con miembros de la familia, incluidos abogados de divorcio para Sumner y su exesposa, Phyllis, y un ejecutivo de National Amusements.

El otro fondo será en beneficio de Phyllis. En otras palabras, podría haber más drama en el horizonte. Shari Redstone tendrá un aliado crítico en Bob Bakish, quien había dirigido Viacom International Media Networks. Inicialmente designado como ceo interino, se le consideraba que mantenía el asiento caliente hasta que Moonves liderara las compañías combinadas. Bakish no esperó a que eso sucediera.

Sacudió las filas ejecutivas, reclutó a ejecutivos de la industria de alto perfil para liderar las unidades de Paramount y Nickelodeon, invirtió en el desarrollo de contenido para las redes sociales y, lo más crítico, adquirió el servicio de video gratuito, con publicidad, Pluto TV, para darle a Viacom un punto de apoyo, el mundo del streaming.

La plataforma cuenta ya con 18 millones de usuarios regulares. “¿Dónde habías estado?”, recuerda Redstone que le preguntó a Bakish después de presentar sus planes para la Unidad de Negocios a la junta.

Le llamó especialmente la atención su estrategia digital, que evolucionó más que en los negocios estadounidenses.

“Decidí, específicamente, que la junta es importante; tiene una perspectiva valiosa y, por lo tanto, quiero relacionarme con ellos”, dice Bakish, y agrega que Redstone “fue una persona clara con la que pensé que era importante construir una relación basada en la transparencia, confianza y más”.

El estilo de gestión de Bakish y las ganancias en Viacom fueron recompensados: liderará a ViacomCBS como presidente y ceo, una vez que se complete la fusión.

Bakish y Redstone son optimistas sobre el futuro. Argumentan que el alcance global y la capacidad de producción de las compañías combinadas, la biblioteca masiva de películas y televisión (140,000 episodios de televisión, 3,600 títulos de películas) y 13,000 mdd en gasto de contenidos (750 series por pedido) lo ponen a un paso de alcanzar a los rivales.

Eso está a la par con el gasto excesivo que Netflix ha hecho para aprovechar la narrativa de la industria, alguna vez insular e impenetrable, y eclipsa las cifras reportadas para Amazon o Apple. Pero, incluso juntos, ViacomCBS será eclipsado en valor de mercado por los rivales de los medios tradicionales, como lo son Disney o la matriz de Warner Media AT&T o Comcast, el gigante del cable cuyas participaciones incluyen NBC y Universal Pictures.

Las inversiones emergentes en medios de Redstone, desde la red de creadores de YouTube, MakerStudios, hasta la plataforma de podcast Wondery, informan cómo piensa sobre el negocio de medios tradicional de la familia.

Ahora está buscando ejecutivos expertos en el tema web, como el jefe de Estudios Digitales de Viacom, Kelly Day, quien ha estado desarrollando programación original para YouTube, Facebook y Snapchat y, antes de eso, una muestra para Netflix como un modelo contemporáneo para llegar a audiencias fragmentadas entre múltiples pantallas.

“Es la misma visión que tuvo mi padre en el año 99, pero ahora es más cierto que nunca”, dice. “Cuando se observa estos activos, [se ve que] son complementarios”.

Ella se obsesiona con las formas de llegar al público más allá de una transmisión lineal. Su interés en los medios emergentes comenzó con una pregunta que planteó en una reunión de la Junta Directiva de Viacom, que nunca recibió una respuesta satisfactoria: ¿Quién está viendo el reality show de MTV Jersey Shore?

La pregunta la llevó a financiar empresas como Niche, una startup que conectó a las estrellas de las redes sociales con anunciantes y que, más tarde, fue adquirida por Twitter, y Religion of Sports Media, una startup cuyos cofundadores incluyen al mariscal de campo de los Patriotas, Tom Brady.

“Mi papá tenía una frase: ‘Pequeño fracaso, poco éxito; gran fracaso, gran éxito’. [En otras palabras,] hay que correr riesgos”, asegura Shari Redstone.

“De eso se trata un fondo de riesgo. ¿Cuánto riesgo corres? Entonces, digo, corremos riesgos, pero los tomamos de manera conservadora. Tienes necesariamente que correr riesgos. Tienes que estar dispuesto a fallar para tener éxito. Y todos hemos fallado. Entonces, gracias a Dios, se tiene valor”.

 

Siguientes artículos

aeropuerto terminal Guadalajara
Aeropuerto de Guadalajara tendrá nueva terminal ecológica y de material reciclable
Por

El Aeropuerto Internacional de Guadalajara (AIG) tendrá una nueva terminal de pasajeros que será diseñada para reducir s...