Reuters.- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció este lunes la entrada en vigor de un programa de retención y pago de impuestos para los choferes y repartidores de las principales plataformas digitales de transporte compartido y entrega de alimentos como Uber, Cabify y Rappi.

Las firmas actuarán como agentes retenedores de sus socios conductores y repartidores registrados en sus plataformas.

El nuevo esquema se prevé que entre en vigencia el 1 de junio con una tasa de retención mensual del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 8% y del Impuesto Sobre la Renta (ISR) del 3% a 9%, dijo el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Al anunciar la medida, Arturo Herrera, el subsecretario de Hacienda, aseguró que la medida no incluye a todas las aplicaciones presentes en México y que buscarán acuerdos con otras.

Además de Uber, en el anuncio estuvieron representantes de la española Cabify, la colombiana Rappi, la mexicana SinDelantal, Beat –adquirida en 2017 por Daimler AG, el fabricante de Mercedes Benz– y Bolt, fundada en Estonia.

“Esta nueva disposición (…) representa la primera vez a nivel global que una plataforma tecnológica y gobierno trabajan juntos con el compromiso de formalizar la economía colaborativa a través de mecanismos más eficientes para el cumplimiento de las obligaciones fiscales”, dijo Uber México en un comunicado.

Sin embargo, la medida generaba escepticismo entre analistas, quienes aseguraron que afectará a los choferes y repartidores.

“Hacienda ha estado difundiendo este nuevo esquema como una manera de que paguen impuestos las plataformas digitales”, dijo a Reuters el experto tributario Gustavo Leal. “Pero eso no es cierto porque el impuesto no se les está cobrando a esas empresas, sino que se les está quitando a choferes que son mexicanos”.

 

Siguientes artículos

Ford recortará 10% de su plantilla por una reestructuración global
Por

Jim Hackett, presidente ejecutivo de Ford, envió un correo electrónico a los empleados diciendo que los recortes incluye...