La compañía multinacional Shell analiza entrar al mercado de gasolineras en México.

“Me encantaría verlas pronto (…) México es un país en donde nos interesaría participar. Lo que queda es hacer una buena evaluación para ver si entramos”, revela el CEO de Shell México, Alberto De la Fuente en entrevista con Forbes México.

La empresa que estudia al mercado mexicano se fundó en Países Bajos durante 1907. Royal Dutch Shell posee un valor de mercado de 210,000 millones de dólares (mdd). Cuenta con 93,000 empleados y registra ventas por más de 264,800 mdd, de acuerdo con Forbes.

PUBLICIDAD

Durante una conversación en el Palacio de los Deportes con motivo de la Fórmula 1, el directivo explica que entrar en ese negocio requiere mucho análisis, además de conocer de cerca la regulación antes de participar. La liberalización de gasolinas es uno de los puntos clave que analiza la empresa para su posible ingreso y en cuanto se establezca la legislación decidirán si entran o no.

El pasado 21 de octubre, el Congreso mexicano aprobó la libre importación del combustible para empresas privadas con el afán de hacer más competitivo al mercado de nuestro país.

De la Fuente recuerda que México era un mercado que había estado cerrado ante el monopolio de Pemex, por lo que se requiere un esfuerzo importante para “estar listos cuando ocurra la apertura” en enero de 2017.

El mercado gasolinero es significativo en nuestro país. La venta anual de gasolinas automotrices (Magna y Premium) generó 377,087 millones de pesos (mdp) entre 2011 y 2015, de acuerdo con datos de Pemex.

“Por parte de la Regulación, hay que entender el tema de la temporada abierta [el acceso de empresas privadas a la infraestructura de combustibles del gobierno mexicano], cómo van a entrar otros participantes con ductos, terminales y cómo entrar nosotros eventualmente”.

La oportunidad no pasa inadvertida para otros jugadores. Empresas como Chevron, Gulf, Hidrosina, Oxxo Gas y Costco son algunos ejemplos de firmas extranjeras que ya entraron o están por entrar al negocio mexicano durante 2016. En el caso de Gulf, la empresa afirma estar lista para arrancar con 700 estaciones de servicio.

Lee también: Fullgas traerá gasolineras Texaco a México en 2017

 

Cambios a Trión, por buen camino

Al preguntarle si resultan atractivos los cambios para la ‘joya de la corona’ petrolera del gobierno mexicano, el campo en aguas ultra profundas, Trión, de la Fuente considera que van por buen camino.

“Estas modificaciones sobre la licitación de Trion van a en el sentido correcto. Lo importante es que es un negocio de largo plazo. Estamos seguros que con el tiempo el modelo se irá mejorando”. Todos tendremos mejor conocimiento de la geología, del país y cada vez más estas licitaciones serán más exitosas”.

El pasado 14 de octubre, la Comisión Nacional de Hidrocarburos recortó  a uno el número de operadores para la compañía que busque asociarse con Pemex en la explotación del campo, donde inicialmente se establecían dos como mínimo.

Lee también: Esto costará a las empresas entrar a aguas profundas de México

El campo se encuentra a 40 kilómetros de la frontera (con Estados Unidos), 200 kilómetros al este de Matamoros. Tiene reservas 3P (probadas, probables y posibles) por 480 millones de barriles de petróleo aproximadamente, a 2,500 metros de profundidad.

BHP Billiton, British Petroleum, Chevron, Exxon, Inpex, Mitsubishi, Shell, Total, PC Caligari y Lukoil son los gigantes precalificados para asociarse con Petróleos Mexicanos en un proyecto que requería una inversión de al menos 11,000 millones de dólares.

El CEO de Shell para México estima que la apertura en del sector se ha dado de manera muy rápida, producto de la evolución en el conocimiento.

“Los Jugadores y el gobierno estamos más claros de lo que se necesita para que sea competitivo el modelo mexicano”.

La empresa tiene intereses en los campos de aguas profundas y Trión, pero recordó que viene a Ronda 2 para aguas someras y terrestres.

¿También les interesan esos campos?, se le pregunta.

“La gran ventaja de trabajar en Shell es que tenemos la posibilidad de participar en toda la cadena de valor. Así como evaluamos la entrada al retail y gasolineras, también las oportunidades a lo largo de la cadena. Nos gusta los proyectos complicados en la parte de tecnología, que requieren capital y vamos a estar evaluando, participamos en la ronda 1. Al final no pusimos una oferta pero sí participamos. También evaluaremos para aguas someras. Pero el compromiso de Shell es de largo plazo. No es exclusivo de las rondas”, responde.

Inseguridad no es impedimento para invertir

Sobre los problemas de inseguridad en nuestro país, De la Fuente reconoce que hay países con mejor seguridad que otros, pero no lo ve como un obstáculo para invertir en el nuestro.

El costo total de delitos hacia empresas establecidas en México oscila 109,997 millones de pesos, costo que incluye medidas de protección, así como costos directos de los delitos sufridos, de acuerdo con los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Las prioridades es cuidar empleados y comunidades. Lo vemos muy de cerca. Lo que hace es añadir costos al proyecto porque hay que estar muy cuidadosos, pero la seguridad no es un impedimento”, añade el directivo.

 

Siguientes artículos

antonio-cosio-pando
No hay proyecto para construir hotel y plaza sobre el Estadio Azul
Por

Grupo Brisas precisó que se trató de un rumor que se fuera a construir un hotel y plaza comercial en ese recinto; en la...