Royal Dutch Shell ha gastado más de 400 millones de dólares en una serie de adquisiciones en las últimas semanas, desde energía solar hasta puntos de recarga de automóviles eléctricos, aumentando su impulso para expandirse más allá de su negocio de petróleo y gas y reducir su huella de carbono.

La escala de la ola de compras palidece en comparación con el presupuesto de gastos anuales de la compañía angloholandesa de 25 mil millones. Pero sus primeras incursiones en los sectores de energía solar y minorista durante muchos años, muestran una creciente urgencia para desarrollar negocios de energía más limpia, señaló la agencia Reuters.

Lee también Shell planea traer electrolineras a México en menos de 2 años

Las inversiones no se limitan a las energías renovables, como los biocombustibles, la energía solar y la eólica. Shell, al igual que sus rivales como BP, Exxon Mobil y Chevron, apuestan a la creciente demanda de gas, el combustible fósil menos contaminante, para impulsar la esperada oleada de vehículos eléctricos en las próximas décadas.

PUBLICIDAD

Con ese fin, Shell acordó en diciembre adquirir el proveedor de energía británico independiente First Utility por alrededor de 200 millones de dólares, según varias fuentes cercanas al acuerdo. El valor de la adquisición no había sido revelado previamente.

Con First Utility, la compañía espera encontrar una salida para sus suministros de gas a través del mercado minorista de energía, apostando a la creciente demanda a medida que los conductores cargan vehículos eléctricos en el hogar.

A principios de este mes, la empresa se aventuró de nuevo a la energía solar después de una interrupción de 12 años al comprar una participación de 43.86% en Silicon Ranch Corporation por 217 millones de dólares.

 

Siguientes artículos

Honeywell recuperará 7,000 mdd gracias a nueva Ley Fiscal de EU
Por

El dinero en efectivo ayudará a impulsar la estrategia de fusiones y adquisiciones de Honeywell bajo el nuevo presidente...