Después de que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador revelara que Shell México vende la gasolina más cara del país, el gigante energético respondió a los señalamientos.

Si bien ha habido una reducción en el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), el incremento en el precio del crudo ha erosionado el impacto del IEPS en el precio final de los combustibles, explicó la compañía a Forbes México en un correo electrónico.

 Al inicio de 2019, el precio de la mezcla mexicana de petróleo fue de 43.65 dólares por barril, mientras que, para el 12 de abril, éste se ubicó en los 63.59 dólares por barril.

«Al ser este el insumo indispensable para producir gasolina, los precios de la molécula se ven automáticamente impactados», precisó el gigante europeo.

La mañana del lunes 15 de abril, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, reveló que Shell vendía la gasolina más cara del país a 20.23 pesos por litro, durante la conferencia matutina del mandatario mexicano.

Aquí la historia completa: Las gasolineras que venden más caro y más barato, según el gobierno

 La compañía explicó que también que existen regiones con precios diferenciados en el país. Por ejemplo, los estados fronterizos tienen un tratamiento fiscal distinto a los estados del centro del país, lo que les permite tener acceso a combustibles más baratos.

«Se trata de una distinción importante que debe considerarse para interpretar con mayor precisión la estructura de precios en los distintos puntos de venta»,expresó la empresa.

 Además, las gasolineras Shell son únicamente el 1% del total de estaciones de servicio en el país.

«No somos un actor preponderante que pueda impactar de manera decisiva en los precios de venta al público».

 La compañía recordó que invierte más de 1,000 millones de dólares al año y que son desarrollados de la mano de nuestro socio estratégico, Scuderia Ferrari.

 «Shell sabe que los clientes tienen una amplia variedad de opciones al momento de comprar combustibles. Los consumidores mexicanos saben escoger y escogen bien. Por ello, buscamos ofrecer un precio competitivo basado en productos y servicios diferenciados y que brindan un mejor rendimiento de los motores, así como una mejor experiencia de conducción.»

Fundada en 1911, el gigante que dirige Bernard Van Beurden vale 306,500 millones de dólares. Emplea 84,000 personas y factura 321,800 mdd. Ocupa el puesto 11 de la lista Global 2000 de Forbes.

 

Siguientes artículos

Gasolineros piden al gobierno incluir más datos sobre precios de combustibles
Por

El organismo gasolinero dijo que deben incluirse las calidades de la gasolina y diésel, la imagen de las instalaciones,...