Reuters.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pareció sugerir el lunes que Canadá y México podrían ser eximidos de sus planes de aplicar aranceles a las importaciones de acero y aluminio si firman un nuevo acuerdo del TLCAN y toman otras medidas.

“Tenemos enormes déficits comerciales con México y Canadá. El TLCAN, que está siendo renegociado ahora, ha sido un mal acuerdo para Estados Unidos. Masiva reubicación de compañías y empleos. Aranceles al acero y el aluminio sólo podrían evitarse si se firma un nuevo y justo TLCAN”, escribió en Twitter.

“Además, Canadá debe tratar a nuevos agricultores mucho mejor. Es altamente restrictivo. México debe hacer mucho más para detener el ingreso de drogas a Estados Unidos. Ellos no han hecho lo que se necesita hacer. Millones de personas son adictas y están muriendo”, añadió.

Los comentarios de Trump se dan luego de que un influyente legislador estadounidense dijo el domingo que todo el acero y el aluminio comerciados justamente, especialmente de Canadá y México deberían ser excluidos de los aranceles propuestos por el presidente Donald Trump, tratando de calmar las tensiones en las negociaciones comerciales del TLCAN en México.

Kevin Brady, presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, que tiene jurisdicción sobre la política comercial estadounidense, habló en el marco de las discusiones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Canadá, Estados Unidos y México.

Tanto Canadá como México han amenazado con tomar represalias si Trump les impone aranceles y la Unión Europea dijo que aplicaría aranceles del 25% a las importaciones que compra a Estados Unidos -que ascienden a cerca de 3,500 millones de dólares- en si el republicano concreta su plan.

Trump dice que los impuestos son necesarios para proteger a las industrias locales en contra de la competencia desleal de China y otras naciones.

No hay indicios de que ningún país va a ser exento, aunque Peter Navarro, director del Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca, dijo el domingo que habrá un mecanismo para eximir a algunas empresas de los aranceles.

“Habrá un procedimiento de exenciones para casos particulares donde debamos tener exenciones, para que los negocios puedan avanzar”, dijo Navarro en el programa “State of the Union” de la cadena CNN.

Consultado sobre si los dos aliados de Estados Unidos en el TLCAN deberían ser eximidos, Brady dijo a la prensa en Ciudad de México: “Sí, y yendo más allá, excluyendo todo el acero y el aluminio de comercio justo, no sólo de estos dos países”.

“Creo que también podemos presentar argumentos muy sólidos en favor de otros países”, dijo Brady, y añadió que espera que Trump pueda ser convencido de dar marcha atrás. “Vamos a continuar presentando el caso a la Casa Blanca”, añadió Brady, quien se reunió con la canciller canadiense, Chrystia Freeland, en Ciudad de México la tarde del domingo.

El tema de los aranceles estaría “al frente y en el centro durante una reunión el lunes entre Freeland, el representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, dijo Brady.

El jefe negociador adjunto de México en el TLCAN, Salvador Behar, dijo que el equipo mexicano ha dejado claro que su país tendrá que reaccionar en caso de que se le impongan aranceles “independientemente de la negociación” del tratado.

“No ha contaminado el ambiente aunque es un irritante para México, por supuesto, y para muchos otros países”, dijo a periodistas. Behar dijo que espera que la próxima ronda de negociaciones del TLCAN se lleve a cabo durante la primera mitad de abril.

 

Siguientes artículos

Invertir en I+D, solución al mundo competitivo
Por

Se tiene que incentivar inversión en Investigación y desarrollo y con gran crecimiento exponencial, llevando al país a g...