Si alguna vez te has sentido culpable por no tener la fuerza de voluntad para levantarte a las 6 am para ir a entrenar, tenemos buenas noticias: no lo decides del todo tú, sino tu genética.

La revista Nature publicó el mayor estudio sobre cronotipo humano, es decir, la tendencia de una persona a despertarse más temprano o más tarde. Para ello, se utilizó una muestra de 697,828 personas.

El cronotipo, los patrones del sueño, forman parte del ritmo circadiano. Se trata del ciclo diario que regula, entre otros, los niveles hormonales o la temperatura corporal.

La investigación demuestra que además de estímulos externos, como el nivel de luz o la edad, los horarios del sueño de cada uno también están condicionados por los genes.

Por ejemplo, se observó que los genes que regulan el apetito, la secreción de insulina e incluso el metabolismo de la nicotina y la cafeína afectan al cronotipo, aunque no está claro a través de qué mecanismos.

El estudio también identificó vínculos entre cronotipo y enfermedades metabólicas, aunque no hallaron evidencias de una relación causal entre, por ejemplo, ser madrugador y padecer diabetes de tipo 2.

El que sí observaron es que los mañaneros tienen más propensión al bienestar mental, mientras que los noctámbulos tienen más riesgos de padecer alternaciones como depresión o esquizofrenia.

En el día de hoy también traemos:

Rams vs. Patriots, el duelo de los 7,000 millones de dólares

 

Siguientes artículos

Secretaría de Hacienda analiza medidas adicionales para apoyar a Pemex
Por

Entre las iniciativas que estudian para aliviar la carga fiscal de la petrolera, contemplan un aumento en el límite de d...