Robert Mueller, fiscal especial de Estados Unidos, dijo en sus primeros comentarios públicos sobre su investigación de la interferencia rusa en las elecciones de 2016, que acusar al presidente Donald Trump nunca fue una opción para su equipo, debido a pautas del Departamento de Justicia que prohíben presentar cargos contra un mandatario en funciones.

“Acusar al presidente por un delito no era (…) una opción que pudiéramos considerar”, dijo Mueller a periodistas al anunciar su renuncia.

“Llegamos a la conclusión de que de ninguna manera llegaríamos a determinar si el presidente cometió un delito”, añadió.

Tras estas declaraciones, Donald Trump dijo que nada había cambiado y que el “¡caso está cerrado!”.

“Hubo evidencia insuficiente, y por lo tanto, en nuestro país, una persona es inocente”, escribió Trump en Twitter. “¡El caso está cerrado!”.

Sin embargo, Mueller no dijo que el presidente Trump sea inocente. “Si hubiésemos tenido certeza de que el presidente claramente no cometió un delito, lo habríamos dicho”, sostuvo el fiscal especial.

Con información de Reuters.

Te recomendamos: 

Fiscal independiente Robert Mueller está fuera de control: Trump

 

Siguientes artículos

HBO Amazon Prime Video
Jon Snow internado por ‘burnout’ tras final de Game of Thrones
Por

Según su representante y los medios, Kit Harington está internado en una clínica recibiendo tratamiento afectado por la...