La digitalización de las industrias es un tema de interés global. Esta realidad apunta claros desafíos para las empresas y sus procesos de transformación. Por ejemplo, colocar nuevos productos en el mercado en plazos cada vez más cortos y con niveles de personalización más sofisticados.

Son este tipo de cambios los que han impactado en todos los mercados, los procesos y las soluciones en muchos aspectos determinados por un factor sustancial: el consumo energético. Aplicar la fórmula correcta para generar y administrar la energía es uno de los aspectos fundamentales que impulsa la transformación digital.

Con más de 120 años de presencia en México, hoy Siemens se coloca en el asiento del conductor de la digitalización y automatización de la industria de manufactura, con presencia en más del 60% de plantas automotrices y cerveceras, 65% de los proyectos mineros y 76% de las cementeras en México.

“Nuestros principales retos en el campo de la digitalización son mejorar la velocidad, facilitar una mayor flexibilidad, hacer más eficientes los recursos energéticos y mejorar la calidad de los procesos”, cuenta Jair Mexia, líder de Digitalización y director de la Unidad de Negocio Large Drives Siemens México, Centroamérica y El Caribe.

PUBLICIDAD

El trabajo que viene realizando Siemens en este campo tiene como columna vertebral un enfoque holístico basado en la cadena de valor e interconectado por medio de distintas etapas, entre ellas: el diseño del producto, la planeación e ingeniería de la producción, la ejecución, y finalmente, el servicio en Teamcenter Manufacturing.

“Adquirir datos para ser interpretados y regresarlos a la línea de producción como un aprendizaje es una de las grandes apuestas de la llamada ‘cuarta revolución’”, añade Mejía.

Punta de lanza en innovación

En la actualidad, el aprendizaje de las máquinas y el entendimiento que se da entre ellas es cada vez más inteligente. Por medio de MindSphere, la nube industrial del internet de las cosas, es posible ejecutar una serie de algoritmos con los KPI de cada cliente y procesar esa información para predecir y mejorar cada una de las etapas de la producción, así como mejorar su eficiencia.

Gracias a estos sistemas de automatización y el uso de MindSphere, las empresas de la industria automotriz obtienen ahorros de hasta el 10% en mantenimiento predictivo de sus máquinas y los procesos de fabricación, así como una reducción significativa en el consumo energético, donde los motores y variadores de velocidad consumen cerca del 60 y 70 % de energía de la planta.

Por su parte, Roger Guerrero, jefe de Factory Automation y Motion Control Siemens México, Centroamérica y El Caribe explica que promover la automatización de la industria es una de las tareas más sensibles del negocio. “Esta industria tiene muchos retos, la meta principal es la de hacerse más rentable a través de la reducción en los costos de operación. En Siemens contribuimos a hacer más con menos inversión, con el objetivo de alcanzar mayores niveles de productividad”.

Así, partiendo de este objetivo, es posible conseguir que la suma de todo sea más valiosa en su conjunto que de manera individual, impactando de manera positiva en los clientes. “Definitivamente todas las empresas compiten por hacer productos más complejos a un costo de operación más bajo. Siemens es punta de lanza en innovación y esto nos permite ir un paso adelante”, señalan los especialistas de la firma tecnológica.

En suma, cada compañía trabaja desde sus distintos campos de acción para conseguir los mismos fines. “Quien no utilice la digitalización tecnológica está perdiendo una amplia y clara ventaja competitiva”, concluyen.

Te recomendamos: Siemens y su turbina de gas ‘HL’ impulsan la energía del futuro.

 

Siguientes artículos

Compradores de Canadá y EU buscan a productores mexicanos
Por

Pese a las negociaciones del TLCAN, 15 comparadores de EU y Canadá buscan hacer relaciones de negocios con productores m...