Hay que dejar de limitar el talento femenino, y así lograr la igualdad de oportunidades laborales. El hombre y la mujer deben entender que en una empresa son equipo, no adversarios.

 

El principio del empoderamiento femenino en la alta dirección trata de lograr la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el lugar de trabajo. No se trata de dar mayor valor a un género o a otro, sino de buscar la forma de que se complementen en un entorno equitativo donde sea el mejor talento quien ocupe cada puesto.

Diferentes compañías y organismos internacionales se han enfocado en promover el empoderamiento de la mujer por medio del ejemplo, lo que ha animado a otras empresas a replantear su estructura de negocio e incluso su cultura organizacional con el propósito de integrar a más mujeres en consejos directivos.

PUBLICIDAD

Justamente en el libro ¿Por qué hacer visible el talento femenino?*, desarrollado por el Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección de IPADE Business School, se resaltan las iniciativas sobre el tema lideradas por la Organización de las Naciones Unidas ONU. Una de ellas está basada en siete principios enfocados en lograr la igualdad de oportunidades en el lugar de trabajo y promover el desarrollo profesional y personal de manera integral.

Los siete principios para el empoderamiento de las mujeres según UN Global Compact:

  1. Promover la igualdad entre mujeres y hombres desde la dirección al más alto nivel.
  2. Tratar a todos los hombres y mujeres de forma equitativa en el trabajo, respetar y defender los derechos humanos y la no discriminación.
  3. Velar por la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores.
  4. Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres.
  5. Llevar a cabo prácticas de desarrollo empresarial, cadena de suministro y marketing en favor del empoderamiento de las mujeres.
  6. Promover la igualdad mediante iniciativas comunitarias y de cabildeo.
  7. Evaluar y difundir los progresos realizados en favor de la igualdad.

Atraer y promover talento femenino a las organizaciones genera beneficios tanto para las empresas como para los colaboradores. Por eso, para empoderar a la mujer, la compañía debe mostrar ante el equipo su contribución y reconocer su impacto.

Asimismo, hay mujeres que cambian estereotipos y rompen el Techo de Cristal al modificar su forma de ser y actuar. En muchos de los casos, son ellas quienes, en el mundo corporativo, se convierten en “modelos a seguir” para otras mujeres; de hecho, son ellas quienes muestran que estar en un puesto directivo, efectivamente implica un gran reto, pero es posible avanzar gracias a sus propias decisiones y al apoyo de su familia.

Finalmente, el hombre y la mujer deben entender que dentro de una empresa son un equipo, y no adversarios: ambos colaboran para obtener mejores condiciones laborales en un marco en igualdad de oportunidades.


*BERNAL, MARÍA DEL CARMEN y MORENO, ALEJANDRA. ¿Por qué hacer visible el talento femenino? CIMAD 14N10, IPADE, octubre 2014.

 

Contacto:

Blog: Global Corporate Payments de American Express

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.