La compañía mexicana Sigma informó que reabrió en Burgos, España la planta de su subsidiaria, Campofrío, enfocada en el segmento de carnes frías, tras una inversión de 225 millones de euros (mde).

La reapertura ocurre dos años después del incendio que devastó la anterior fábrica y contó con la visita del rey de España, Felipe VI, detalló la compañía en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La nueva ‘Bureba’ tiene capacidad para producir 100,000 toneladas anuales y está equipada con los mayores adelantos de la industria, lo que permite una operación más eficiente, segura y amigable con el medio ambiente, según la empresa.

PUBLICIDAD

“Invertir de nuevo en este lugar es devolver a la sociedad española, al menos parcialmente, el empeño y el cariño que ha puesto al colaborar con nosotros”, mencionó Álvaro Fernández Garza, director general de Alfa, durante la visita.

Sigma Alimentos es una compañía multinacional líder en la industria de alimentos refrigerados, que se enfoca a la producción, comercialización y distribución de alimentos de calidad con marcas propias, incluyendo carnes frías, quesos, yogurt y otros alimentos refrigerados y congelados.

La empresa tiene 40,000 trabajadores y opera 67 plantas en 17 países en cuatro regiones clave: México, Europa, Estados Unidos y Latinoamérica. En 2015, Sigma reportó ventas de 5,901 millones de dólares (mdd) y un flujo operativo (Ebitda) de 869 mdd.

 

Siguientes artículos

Inflación anual se acelera a su mayor nivel en más de año y medio
Por

Los precios al consumidor aumentaron 0.77% respecto a la quincena anterior.