Por Nathan Vardi

Los mercados financieros globales han sido sacudidos por la votación histórica de Gran Bretaña de abandonar la Unión Europea. Los mercados, que parecían relativamente confiados ante el referéndum celebrado el jueves, erraron sus pronósticos y han reaccionado con violencia ante los resultados.

Las repercusiones políticas no se dejaron esperar, el primer ministro británico, David Cameron, anunció que tenía previsto renunciar en octubre, una vez que se concrete la salida del bloque.

Los altos niveles de incertidumbre política y económica causados por Brexit podrían convencer a la Reserva Federal de retrasar su próximo aumento de tasas para finales de 2016 o incluso 2017, dijo Citigroup en una nota.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo, el banco central británico probablemente recortará las tasas en un intento de amortiguar el golpe económico en Reino Unido y la posibilidad de una recesión británica.

La agitación a corto plazo podría durar por un tiempo, mientras los inversionistas con posiciones apalancadas buscan deshacerse de ellas y los temores de contagio paralizan a los mercados.

Cualquier señal de que la Unión Europea buscará imponer a Reino Unido condiciones comerciales más duras en un intento por evitar un efecto dominó entre los miembros que también quieren abandonar el bloque también afecte a los mercados.

Habrá preguntas sobre el grado de preparación de los bancos para hacer frente a la nueva situación. Esta preocupación se refleja en las acciones de los bancos de Estados Unidos el viernes. En las operaciones previas se reportaba una caída de 7% de las acciones de Citigroup y Morgan Stanley, y de 6% en el caso de JPMorgan Chase & Co.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, reaccionó rápidamente para tratar de calmar a los iversionistas, diciendo que el banco central y el gobierno británicos tienen planes de contingencia y “no dudarán en tomar medidas adicionales según sea necesario”.

El desplome de la libra esterlina –de 8%, el más pronunciado en 40 años–, podría en última instancia ayudar a la economía británica a sortear parte de la tormenta.

También es posible que en lugar de buscar una retribución, la UE entable negociaciones de buena fe para buscar algún tipo de nueva relación con el Reino Unido, la segunda economía más grande de Europa y un mercado de vital importancia para muchos países del continente.

Los inversionistas podrían encontrar gangas en áreas como el mercado bursátil británico, especialmente entre aquellas acciones que sientan que Gran Bretaña finalmente se volverá más fuertes después de haber sido separado de un proyecto que ha sido incapaz de hacer frente a los problemas más acuciantes de Europa en los últimos años, como la crisis de los refugiados y las emisiones de deuda.

Pero en medio del pánico inicial en el corto plazo, los inversionistas se desplazarán a activos de menor riesgo. El rendimiento del bono del Tesoro de EU a 10 años bajó a 1.49% el viernes en medio de una fiebre en los mercados financieros por los activos considerados como refugios seguros. El oro subió bruscamente un 5%, a 1,326.90 dólares por onza.

Más de este tema:

Hacienda anuncia nuevo recorte al gasto por 31,715 mdp

¿Qué preocupa del ‘Brexit’ a los inversionistas?

‘Brexit’ llevaría el dólar a 20 pesos

‘Fiebre del oro’ en Reino Unido por el Brexit

Uber y Tinder también influyeron en la votación del Brexit

 

Siguientes artículos

brexit
Unión Europea quiere divorcio exprés de Londres
Por

"Cualquier retraso innecesario prolongará la incertidumbre. Tenemos reglas para lidiar con esto de forma ordenada", se p...