Es momento de aplicar sin miedo la Ley Electoral si queremos que el país sea verdaderamente democrático y los políticos aprendan a vivir en un nuevo sistema político mexicano.

 

La semana pasada comenté que lo primero que enfrentaremos después de la elección será el conflicto postelectoral, y esto será un verdadero reto para el INE, el Tribunal Electoral, el sistema electoral y, en general, para el sistema político mexicano. Si queremos jactarnos de que México se va convertir en un verdadero Estado democrático se tienen que aplicar las leyes electorales al pie de la letra.

Lo anterior se podría convertir en el más grande escándalo en este país. ¿Por qué? –te preguntarás–. Por la simple y sencilla razón que la nueva Ley Electoral es muy precisa en establecer los delitos electorales y las penas que se tienen que cumplir en determinado número de años de cárcel, además de multas administrativas.

PUBLICIDAD

Si esta ley se llegara a aplicar a cabalidad veríamos que muchos candidatos posiblemente no llegarían a desempeñar su encargo por violar la Ley Electoral, y en algunos casos hasta deberían ir a la cárcel por gastar de más, por falsificar facturas de gastos para la campaña, por no reportar gastos u ocultar gastos extras, etc. Las penas fluctúan de uno a seis años de cárcel.

Esta situación hará que la campaña electoral se divida en dos partes: la campaña per se, donde buscan el voto del elector antes de la fecha electoral, y la segunda después de la elección y ya con el resultado y en la que habrá que defenderse de las denuncias del candidato o partido perdedor, o lo contrario: una fase de documentar los delitos del opositor que ganó la elección y en donde, si se demuestran los delitos, se puede eliminar al candidato ganador.

Por lo que si tú crees que el circo electoral se acaba el día de la elección, si crees que ya no vas a escuchar grabaciones ilegales y noticias escandalosas, estás muy equivocado. A partir de que empiecen a fluir los resultados empezará una diferente guerra de lodo. Lo que sí es que por lo menos ya no va a haber esa estúpida cantidad de malos anuncios de los partidos y sus candidatos.

Ahora bien, ¿por qué va a ser importante esta etapa para el país? La Ley Electoral está hecha para terminar con los excesos de los políticos y los partidos; si como sistema electoral se logra hacer justicia y hay consecuencias legales en contra de los delitos cometidos, será la única manera de empezar a cambiar las viejas prácticas de los políticos en México.

Éste es un buen momento para que todos revisemos la Ley Electoral y sus procedimientos legales, para estar preparados para la segunda parte de la campaña electoral, si queremos que el país sea verdaderamente democrático y los políticos aprendan a vivir en un nuevo sistema político.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: Marco V. Herrera / El Marco del Poder

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.