El principal sindicato de la industria automotriz de Estados Unidos, United Automobile Workers (UAW), condenó la estrategia de Ford de trasladar la producción de cientos de vehículos eléctricos de Michigan a México.

Dennis Williams, quien preside el sindicato, expresó su enojo y destacó el silencio del presidente Donald Trump.

“Estoy enojado con Ford”, dijo Williams, en declaraciones al periódico Detroit Free Press.

“Tiene la oportunidad de hacer algo por el estado de Michigan y Estados Unidos de América. La gente en México no va a comprar vehículos eléctricos. Y necesitamos desesperadamente empleos y tecnología bien remunerados aquí”.

PUBLICIDAD

Lee también Ford descarta exportar Fusion desde China a Norteamérica y Europa

Ford informó a principios de este mes que planeaba trasladar a México la producción de un automóvil eléctrico que tenía planificado comenzar a producir en Michigan a partir de 2020, para dar lugar a producir vehículos autónomos en su planta de Flat Rock.

El presidente del sindicato cuestionó la inacción de la administración del presidente Trump en este asunto.

“Me levanto y trato de averiguar hacia dónde se dirige la administración”, dijo. “Mira el plan impositivo (plan de recorte de impuestos). Le da a las corporaciones un incentivo para subcontratar”, afirmó.

Dijo que el proyecto de ley de impuestos socava el plan declarado de Trump para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte para ayudar a los trabajadores estadunidenses.

Williams, quien se jubilará en junio próximo, dijo que el crecimiento del empleo manufacturero en Estados Unidos debe ser una prioridad, y señaló que Ford, General Motors y otras compañías fabricantes de automóviles obtuvieron ganancias significativas desde la “gran recesión” económica que afectó al país a partir de 2007.

“Hemos tenido el cierre de 17 plantas. Se pueden visitar plantas vacías, ve campos vacíos. Ve la devastación de vecindarios y escuelas sin base impositiva. Se entorpece a los (departamentos) de policía y de bomberos y se destruye las unidades familiares”, dijo.

La vocera de Ford, Kelli Felker, dijo al Detroit Free Press que la decisión de la compañía de trasladar parte de la producción de autos eléctricos a México y de construir vehículos autónomos en Estados Unidos es una buena inversión y parte de una estrategia que beneficia a los trabajadores.

 

Siguientes artículos

Nestlé invertirá 70 millones de pesos en planta de Toluca
Por

La compañía busca disminuir el 13% de su consumo de energía en la planta ubicada en la capital mexiquense.