Un fuerte temblor se registró esta mañana en la Ciudad de México, Su epicentro fue cerca de Petatlán, en Guerrero. 

 

 

Un fuerte sismo de magnitud 7.2 sacudió el viernes el occidente y centro de México, donde se ubica la populosa capital, provocando evacuaciones de edificios y cortes de luz, pero sin que se reportaran víctimas ni daños.

PUBLICIDAD

Este es uno de los sismos más fuertes que se han sentido en México en los últimos años y remeció no solamente la capital, sino también los estados de Guerrero, Jalisco, Michoacán, Colima, Puebla, Querétaro, Tlaxcala y el Estado de México.

El terremoto tuvo epicentro en el estado de Guerrero, al noroeste de Acapulco, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés) y se originó a una profundidad de 24 kilómetros.

Según la cuenta de Twitter de el Servicio Sismológico Nacional, el sismo fue magnitud 7 y su epicentro se localizó a 41 kilómetros al sur de Petatlán, en el estado de Guerrero. Su inicio fue a las 09:27 de la mañana.

En Acapulco, que estaba repleto de turistas por los días feriados de Semana Santa, miles de personas desalojaron los hoteles asustados, aunque poco después regresaron a sus habitaciones.

“Todo bien ahora, sí se sintió fuerte, los clientes salieron al punto de reunión, pero ya han regresado al hotel. La estructura está bien”, dijo Ana, una empleada de un importante hotel de Acapulco.

Habitantes de la Ciudad de México dijeron que objetos se cayeron de estantes dentro de sus casas y muchos estaban sin energía eléctrica.

“Como borracho me tuve que agarrar el árbol”, dijo Pedro Hernández, portero de un edificio, de 68 años, en la céntrica colonia Cuauhtémoc.

El director de Protección Civil nacional, Ricardo de la Cruz, dijo que se registraron algunas caídas de muros y cristales rotos en algunas casas.

“Hasta ahorita tenemos solamente daños de infraestructura, caída de bardas, cortes de luz en la Ciudad de México, muchas evacuaciones en edificios y cristales rotos”, dijo el funcionario al canal de televisión Foro TV.

Por la Semana Santa, muchos edificios de oficinas privadas y de gobierno estaban vacíos.

 

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

21 Chefs: el verdadero sabor del triunfo
Por

Como bien lo explica el autor catalán Francesc Miralles: “Una experiencia nunca puede ser compartida. Se sirve en envase...