El programa de comedia Saturday Night Live y el diario The New York Times gozan de más credibilidad ante los ciudadanos estadounidenses que el presidente Donald Trump, de acuerdo con un estudio publicado por el Public Policy Polling (PPP).

La firma de consultoría norteamericana realizó 47 preguntas a 712 votantes divididos por grupos de edad, con el objetivo de evaluar el desempeño de su actual presidente, así como el análisis de cuestiones relacionadas a la política norteamericana.

Desde su llegada a la Casa Blanca, el republicano ha tenido una gestión complicada, la que ha deteriorado su imagen pública, al grado de ubicar su popularidad entre sus gobernados en un 40%, cifra muy inferior al 60% registrado por sus predecesores al concluir su primer mes de mandato.

 

PUBLICIDAD

Una caída en picada

De acuerdo con las cifras publicadas en el estudio, el programa de la cadena estadounidense NBC destaca con un nivel de credibilidad del 48% y una opinión favorable del 50%. Caso contrario al de Trump, quien posee 43% de credibilidad y un 38% de aprecio por parte del grupo encuestado.

En más de una ocasión, Donald Trump ha lanzado una serie de tuits en contra de SNL. Recientemente manifestó nuevamente su desagrado contra el staff del mismo por la caracterización de su personaje en tono burlón, y su actividad constante en las redes sociales, especialmente en Twitter.

El estudio también señala que 52% del grupo encuestado ha depositado más su confianza en el New York Times (NYT), colocándose por encima de Trump, quien ostenta 37% de credibilidad.

De las 47 preguntas realizadas, 33 de éstas van relacionadas al actual presidente de los Estados Unidos. Sin embargo, tan sólo una de ellas le resulta favorable y otra arroja neutralidad por parte del público encuestado, quienes en su mayoría (74%) declararon ser personas “blancas”. Los hispanos y afroamericanos tuvieron una participación de 10% y 14%, respectivamente.

Después de ocho años al mando, la imagen del ex presidente Barack Obama reaparece de manera nostálgica. Cuando se le preguntó a quién preferirían como presidente, el 52% apuntó al demócrata, mientras que el republicano se quedó tan sólo con 44%.

Ello se deba quizá a la intención de Trump de terminar con Obamacare, un programa de salud creado e impulsado por Barack Obama, el que dotó de cobertura a millones de personas durante su periodo presidencial. De acuerdo con datos del Urban Institute, anular el servicio de salud dejaría sin seguro médico a 29.8 millones de personas, en su mayoría, de la clase trabajadora.

Finalmente, la mayoría de los entrevistados desaprobó con más del 80% la idea de invadir México, y en su mayoría, no concuerdan con la construcción de un muro en la frontera entre ambos países si éstos tuviesen que pagar por él.

 

Siguientes artículos

Warren Buffett compró 120 millones de acciones de Apple
Por

El multimillonario dijo a la cadena CNBC que hoy la participación de Berkshire en Apple tiene un valor de 17,000 mdd, eq...