Por Matthew Herper

Ayer, Cigna, la aseguradora gigante de 42,000 millones de dólares en ventas, publicó una encuesta levantada entre 20,000 realizada con la firma de encuestas Ipsos con la cual diagnostica a Estados Unidos con un nuevo padecimiento: soledad.

La gran pregunta: ¿puede tu compañía de seguro de salud hacerte sentir menos solo?

Según la encuesta, 46% de los estadounidenses informa que siempre se siente solo, 27% rara vez o nunca siente que alguien realmente lo entiende, 43% siente que sus relaciones no son significativas y 20% informa que rara vez o nunca se siente cerca de otras personas.

PUBLICIDAD

Los adultos de 18 a 22 años son más solitarios que otros grupos de edad, pero las redes sociales por sí solas no predicen la soledad. Las personas que estaban menos solas dormían más, pasaban más tiempo con la familia, eran más propensas a decir que trabajaban la cantidad correcta y también tenían la cantidad correcta de actividad física.

“El objetivo de lo que emprendimos fue escuchar y comprender mejor”, dice David Cordani, director ejecutivo de Cigna. “Una vez que comienzas a entender, creas conciencia y luego, como la mayoría de las cosas, admiras el problema o te arremangas y te pones a trabajar. Y nos enrollaremos las mangas y nos pondremos a trabajar”.

Para Cigna, la decisión de enfocarse en la soledad viene después de un esfuerzo exitoso para reducir el volumen de opioides recetados a los pacientes. Sirve como una buena estrategia de relaciones públicas, una campaña que da la sensación de que la empresa ha tenido mejores resultados que la competencia al unirse a la salud conductual y mental como una parte integral de la atención de la salud física. También existe la esperanza de que abordar las causas de la depresión y la soledad, que a menudo están relacionadas con otras enfermedades crónicas como la diabetes o las enfermedades cardíacas, pueda mejorar la salud en general. Esto podría ayudar a Cigna a inscribir a los empleadores como clientes y mejorar la ayuda de las poblaciones que administra, lo que genera mejores ganancias.

Los ejemplos anteriores de hacer uso de la salud del comportamiento son más claros. Cigna comenzó, por ejemplo, a proporcionar salud conductual a pacientes con ataque cardíaco, donde la depresión está relacionada con peores resultados. También tiene un programa que ofrece terapia grupal de comportamiento cognitivo a pacientes con síndrome de intestino irritable, fibromialgia o dolor, todos los trastornos en los que cambiar la forma en que los pacientes piensan sobre ellos puede mejorar la función. Pero la soledad es un objetivo más grande y vago, que será más difícil de medir a través de los reclamos de seguro.

Cigna dice que escuchó de los pacientes que la soledad era un problema cada vez más importante. Ahora tendrá que ver si realmente puede hacer algo al respecto.

 

Siguientes artículos

La excelencia en la comunicación y fake news
Por

Los retos más grandes que preocupan a quienes administran la comunicación de empresas son, entre otros: la evolución dig...