Solicitudes de subsidios por desempleo a mínimos de cinco años la semana pasada; en abril, el menor número de despidos registrados este año.

 

Reuters

WASHINGTON.- El número de estadounidenses que solicitaron nuevos subsidios por desempleo cayó con fuerza la semana pasada a sus mínimos niveles desde los primeros días de la recesión del 2007-2009, lo que sugiere que el mercado laboral aún está mejorando pese a la debilidad en la economía en general.

PUBLICIDAD

Las solicitudes iniciales de subsidios por desempleo cayeron en 18,000 a una cifra desestacionalizada de 324,000, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. El nivel de solicitudes fue el menor desde enero del 2008, un mes después del comienzo de una profunda recesión.

El dato se opone a un número creciente de señales de que la actividad económica se suavizó en marzo y abril, un fenómeno que los economistas han llamado “desmayo de primavera” debido a que también sucedió en los dos años anteriores.

El dato no tiene influencia directa en el reporte de abril del empleo del Departamento del Trabajo, que será publicado el viernes. Sin embargo, sugiere que aunque los empleadores han sido tímidos a la hora de contratar, están sintiendo menos presión para despedir a trabajadores.

En tanto, el número de despidos planificados por firmas estadounidenses cayó en abril a su menor nivel del año, lo que sugiere que la desaceleración del crecimiento económico no se ha traducido en importantes pérdidas de empleos, según un informe divulgado el jueves.

Los empleadores anunciaron 38,121 despidos planeados el mes pasado, casi un 23% menos que los 49,255 de marzo, según un reporte de la consultora Challenger, Gray & Christmas, Inc. Fue el nivel más bajo desde diciembre pasado.

Los despidos de abril fueron además 6% menores a los registrados en el mismo mes del 2012. En lo que va del año, los empleadores anunciaron 183,152 recortes, apenas por debajo de los 183,653 de los primeros cuatro meses del 2012.

Tras un repunte en el crecimiento económico de Estados Unidos en el comienzo del año, los datos recientes sugieren que la recuperación se enfrió al iniciarse el segundo trimestre, y esta desaceleración ha sido atribuida a la reducción de gastos por parte del Gobierno, aunque los analistas también creen que un invierno moderado seguido por un mes de marzo inusualmente frío llevó a algunos empleadores y consumidores a adelantar las contrataciones y las compras.

La debilidad actual en el mercado laboral llevó a la Reserva Federal de Estados Unidos a mantener sus programas de estímulo monetario el miércoles tras una reunión de política monetaria de dos días. Los consejeros de la Fed dijeron en una declaración que incluso podrían aumentar las compras de bonos para ayudar a la economía si fuera necesario.

Con todo, la desaceleración reciente aún no ha provocado un aumento o expansión de los despidos, dijo John Challenger, presidente ejecutivo de Challenger, Gray & Christmas.

El informe de despidos llega en vísperas de que el Departamento de Trabajo de Estados Unidos difunda sus datos laborales clave, que se prevé que muestren que la economía creó 145,000 empleos el mes pasado, repuntando tras los decepcionantes 88,000 puestos generados en marzo.

 

Siguientes artículos

General Motors logra trimestre mejor a lo esperado
Por

Aunque las ventas de General Motors cayeron 2.4%, alcanzaron las 36,900 millones de unidades, un poco por arriba de lo e...