Reuters.- El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidio de desempleo aumentó inesperadamente la semana pasada, pero se mantuvo bajo los niveles previos a la pandemia porque las condiciones del mercado laboral siguieron endureciéndose.

El primer aumento en un mes comunicado por el Departamento de Trabajo el jueves no modificó las expectativas de los economistas de aumentos de empleo sólidos en febrero.

Hay una aguda escasez de trabajadores, lo que ha hecho que los empleadores aumenten los salarios y ofrezcan otros incentivos para retener su fuerza de trabajo, así como para atraer mano de obra.

Los economistas achacaron el aumento de las solicitudes a la volatilidad semanal de los datos y a las duras condiciones meteorológicas en algunas partes del país.

“Dado el ruido habitual en los datos y el abanico de factores que pueden afectar a las solicitudes, no creemos que el reciente salto en las solicitudes iniciales sea especialmente preocupante en este momento”, dijo Daniel Silver, economista de JPMorgan en Nueva York.

Las solicitudes iniciales de subsidios de desempleo estatales aumentaron en 23,000 a una cifra desestacionalizada de 248,000, en la semana que terminó el 12 de febrero. Los economistas encuestados por Reuters habían previsto 219,000 solicitudes para la última semana.

Las solicitudes no ajustadas aumentaron en 7,742 a 238,482 la semana pasada.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

MÁXIMO DE EMPLEO

La economía creó 467,000 empleos en enero. El mercado laboral está generando un fuerte crecimiento de los salarios, lo que contribuye a una elevada inflación.

Las minutas de la reunión de la Reserva Federal del 25 al 26 de enero, publicadas el miércoles, mostraron que “muchas” autoridades del banco central estadounidense “consideraban que las condiciones del mercado laboral ya estaban en el nivel de máximo empleo o muy cerca de él”.

Se espera que la Fed comience a subir las tasas de interés en marzo para sofocar la inflación, y los economistas prevén hasta siete subidas este año.

Para subrayar el endurecimiento de las condiciones del mercado laboral, el número de personas que reciben prestaciones tras una semana inicial de ayudas descendió en 26,000 a 1.593 millones, en la semana terminada el 5 de febrero.

Las gélidas temperaturas redujeron la construcción de viviendas en enero. Un informe separado del Departamento de Comercio mostró el jueves que la construcción de viviendas cayó un 4.1% a una tasa anual desestacionalizada de 1.638 millones de unidades el mes pasado.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

TEDROS ADHANOM
La pandemia no ha acabado y tampoco sus secuelas económicas: OMS
Por

La OMS espera donaciones superiores a los 16,000 mdd para evitar secuelas mayores de la pandemia en el sector financiero...