El 5.29% del presupuesto puede ser modificable en menos de un año y el 21.71% en el mediano plazo, mientras que  el 73%  restante es inamovible, detalló el CIEP.

Solamente el 27% del presupuesto es modificable con el modelo base cero que aplicará el Gobierno Federal para 2016, debido a que el sector público cuenta con pagos obligatorios, ya sea por compromisos adquiridos en el pasado o por el marco legal, explicó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

De este 27% del presupuesto, el 5.29% cuenta con margen de maniobra, ya que algunos programas no están comprometidos por una ley ni implican un servicio básico directo a la población, por lo que su asignación presupuestaria puede modificarse en el corto plazo.

PUBLICIDAD

La investigadora del CIEP, Sunny Villa, puntualizó que el 21.71% de los programas del Presupuesto de Egresos puede ser cambiado en el mediano plazo, debido a que se necesita hacer modificaciones a la ley y/o revisando la política de gasto anual.

“La SHCP propone, en otras palabras, una reestructuración del gasto público donde se fusionen programas, se reorganicen las unidades administrativas, se contemplen las métricas de desempeño- aunque la mayoría de las evaluaciones existentes son de gestión, no de resultados ni de impacto- y que se asigne el gasto de operación y administrativo estrictamente necesario”, expuso Villa.

La investigadora del instituto señaló que los programa modificables que están sujetos a reglas de operación son PROSPERA y el Programa de Inclusión Social y Pensión para Adultos Mayores, mientras que los que están ligados subsidios son el Fondo de Cultura, Fondo Metropolitano y el Seguro Popular.

 

 

Siguientes artículos

HSBC, presionado por bajos rendimientos en emergentes: UBS
Por

El presidente ejecutivo Stuart Gulliver enfrenta presión para reformar el enfoque del negocio del mayor banco de Europa....