En México, sólo 9.4% de las mujeres que han sido víctimas de violencia sexual en espacios públicos han presentado una denuncia, así lo afirma la coordinadora de maestría y doctorado en Ciencia Política del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Céline González.

Menos del 40% de mujeres busca ayuda en caso de sufrir acoso, burlas o manoseo en espacios públicos. En más de la mitad de los casos, sólo buscan a amigos y familiares para pedir ayuda.

“En el caso de las mujeres, la principal limitante es el miedo al agresor, mientras que en el caso de los hombres, no denuncian porque creen que no va a pasar nada”, explicó González durante su participación en la última mesa de diálogo sobre “Violencia en contra de las mujeres”, realizado por el CIDE y Cabify.

La falta de funcionalidad del poder judicial y la inadecuada respuesta del Estado limitan la impartición de justicia. “Se denuncia poco porque las instituciones públicas revictimizan a las mujeres que van a denunciar”, detalló Céline.

PUBLICIDAD

González agregó que la normalización de la violencia en espacios públicos genera resistencia ante distintos actos de agresión, debido a que “las personas piensan que no están siendo violentadas”, desde un cambio de actitud y vestimenta, hasta de horarios de salida y de trabajo, ejemplificó.

Ante ello, señaló que parte de una solución sería generar códigos de ética y una sinergia entre el sector público y privado en materia de políticas públicas.

La violencia contra las mujeres es un problema integral, más que penal, señaló la ponente. “Además de políticas públicas, la perspectiva de género es un asunto de educación básica”, afirmó.

Lee también: Mujeres, necesarias no sólo en espacios políticos, sino también en decisiones

 

Siguientes artículos

Ciudad de México, ¿un buen lugar para que las mujeres emprendan?
Por

Dell realizó un estudio para determinar qué ciudades cuentan con cultura, tecnología y mercado para que las mujeres pued...