La compañía reducirá su producción cinematográfica anual de 23 cintas a 18 y enfocará sus recursos a la producción de programas de Tv (como Better Call Saul) y a promover su PS4.

 

Por Zack O’Malley Geernburg

 

PUBLICIDAD

Sony Corp. ha pasado por una mala racha. Después de anunciar su primer beneficio anual en cinco años en mayo pasado, el gigante de los medios de comunicación y electrónica de consumo ha sufrido un puñado de fracasos en su división de cine, así como una aguda crítica del inversor activista Daniel Loeb y una pérdida de 197 millones dólares el trimestre pasado.

Los cambios están en camino. Hace unos días, la copresidenta de Sony Pictures, Amy Pascal, anunció que la compañía recortará sus películas en lista de espera de 23 por año a 18. El estudio estrenará sólo cuatro películas el verano de 2014, frente a las nueve de la misma temporada de este año. Sony Pictures está en el proceso de recortar 250 millones de dólares.

Parte de ese dinero provendrá de una restricción a los directores financieramente responsables de excesos de presupuesto y de no permitir que los actores determinen la ciudad en la que se hace una película, dijo el jefe de Sony Entertainment, Michael Lynton. Esas medidas podrían ahorrar millones.

La empresa trasladará parte de su enfoque de películas hacia la televisión, donde ha tenido éxito con programas como Breaking Bad. Vince Gilligan, el creador del programa, recientemente firmó un acuerdo de ocho cifras con Sony Pictures Television, y parece estar listo para crear otro spinoff exitoso con Better Call Saul.

Sony Corp también tiene la esperanza de conseguir un gran impulso de su nueva consola de juegos, la PS4, que vendió 1 millón de unidades en sus primeras 24 horas la semana pasada. El sistema se vende por 399 dólares, 100 menos que el Xbox One de Microsoft, y podría ayudar a Sony en su búsqueda para ganar la última ronda de batallas de videojuegos de peso pesado.

La compañía ha dicho que espera perder dinero en las consolas, al menos en un primer momento (aunque la pérdida inicial por unidad será mucho menor de lo que era en las versiones anteriores, tal vez cerca de punto de equilibrio). Con el tiempo, las suscripciones a su servicio PlayStation Plus, así como las regalías sobre las ventas de juegos individuales, deben hacer del PS4 un ganador.

En cuanto a Loeb, Sony no parece interesado en su propuesta de una oferta pública inicial de sus activos de entretenimiento. El jefe de la compañía, Kazuo Hirai, indicó que cree que todavía hay una oportunidad para la sinergia entre contenido y electrónica.

“Sé que la totalidad de Sony es mayor que la suma de sus partes”, dijo, y agregó que “Sony Entertainment es una parte fundamental y crucial para el crecimiento futuro.”

Estos anuncios parecen ser un paso en firme para la recuperación de la compañía, pero Sony necesitará mucho más buenas noticias para volver a sus días de gloria.

 

Siguientes artículos

¿Cómo ayudará el gobierno a la frontera ante la reforma fiscal?
Por

El programa de Apoyo a las Zonas Fronterizas contempla acciones coordinadas entre distintas dependencias del Gobierno de...