Reuters.- Sony Corp anunció este martes que pagará alrededor de 2,300 millones de dólares (mdd) para obtener el control de EMI, lo que la convertirá en la compañía de edición de música más grande del mundo en una industria que ha revivido gracias a los servicios de transmisión por internet.

La adquisición es la más grande a la fecha realizada por el nuevo presidente ejecutivo de la firma japonesa, Kenichiro Yoshida, y le suma a Sony un catálogo de más de 2 millones de canciones de artistas como Kanye West, Sam Smith y Sia.

El acuerdo es parte de la misión de Yoshida de impulsar flujos estables de ingresos después de una importante reforma bajo su predecesor que alejó a la firma de los productos electrónicos de bajo margen, y de aumentar sus contenidos de entretenimiento.

“Esta inversión en contenido de propiedad intelectual es un trampolín clave para nuestro crecimiento a largo plazo”, dijo Yoshida en una conferencia de prensa. La expansión de internet llevó a una contracción del mercado de la música desde 1999 hasta 2014, señaló Yoshida, pero agregó que eso ha cambiado con el crecimiento de los servicios de streaming a precio fijo.

PUBLICIDAD

Lee también: Música en streaming ya es principal fuente de ingresos de la industria

El acuerdo valúa a EMI Music Publishing en 4,750 millones de dólares incluyendo deuda, más del doble de los 2,200 millones de dólares otorgados en 2011 cuando un consorcio liderado por Sony ganó los derechos de licitación para la compañía.

Sony, que ha administrado el negocio desde entonces, comprará una participación de un 60% en EMI que era propiedad de Mubadala Investment Company, lo que elevará las acciones de Sony a alrededor del 90% desde el actual 30%.

Actualmente, EMI controla el 15% de la industria editorial de la música, lo que combinado con su negocio de ATV Sony convertiría al gigante japonés en el líder de la industria con una participación de mercado del 26%, dijo un portavoz de la compañía. Otros competidores importantes son Universal Music Group y Warner Music Group.

Sony dijo además que apunta a generar un total de 2 billones de yenes (18,000 mdd) o más en flujo de efectivo en los próximos tres años, al menos un tercio más que en el trienio previo.

Sony también dijo que espera que las ganancias operativas de su división de videojuegos y servicios de red bajen a entre 130,000 y 170,000 millones de yenes en el año fiscal que finaliza en marzo del 2021, por debajo de los 190,000 millones de yenes pronosticados para ese ejercicio. Entonces, su PlayStation 4 (PS4) se acercaría al final del ciclo de vida.

Te recomendamos: La nueva consola de Sony llegará hasta 2020

Sony espera un crecimiento en su ganancia operativa en su negocio de semiconductores a 160,000-200,000 millones de yenes al final del período de pronóstico, en comparación con una previsión de 100,000 millones de yenes para este año. Las acciones cerraron con una caída del 2% en Tokio.

No te pierdas:

Sony dejará de producir juegos para su consola portátil PS Vita

 

Siguientes artículos

fullgas-gasolinera
Fullgas también va a la guerra: lanza su marca de gasolineras
Por

La primera fase incluye 10 estaciones nuevas. En agosto, 15 más cambiarán su bandera.