En días recientes, la Fundación de Estudios Financieros (Fundef) que encabeza Guillermo Zamarripa, sugirió en las recomendaciones para reformar al régimen de pensiones en México, que 5% del ahorro que los trabajadores aportan al ahorro de la vivienda debería destinarse a la cuenta de fondo de ahorro para el retiro.

La propuesta podría sonar atractiva para los trabajadores, puesto que su aportación pasaría de 6.5 a 11.5% de contribución y se incrementaría el monto de pensión, sin embargo, la principal crítica a las Afores en México es que las comisiones aplicadas son muy elevadas frente a las referencias internacionales.

Destaca que en 2006, la entonces Comisión Federal de Competencia (CFC), en tiempos de Eduardo Pérez Mota, dio a conocer que la comisión promedio en nuestro país era de 2.16%, mientras que en naciones como Bolivia, Chile, Suecia o Inglaterra oscilaba entre el 0.57% y 0.71%.  

Lo anterior, aunado a que hay muy poca competencia en el sector, con alrededor de una decena de intermediarios financieros, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), de Carlos Noriega, lo cual puede propiciar prácticas indeseadas entre las mismas, tal y como ya ocurrió el año pasado, cuando se presentó un caso por una posible colusión entre cuatro Afores para dividirse el mercado y fijar precios.

Por ello, la Cofece, de Alejandra Palacios, inició desde el año pasado un juicio a cargo de la Secretaría Técnica del organismo para investigar a las Afores XXI Banorte de Tonatiuh Rodríguez, Profuturo GNP de Arturo García, Sura de Pablo Sprenger y Principal de José Antonio Llaneza.

De comprobarse la existencia de una práctica monopólica, las firmas podrían ser sancionadas con la suspensión de la conducta, y los directivos podrían ser inhabilitados hasta por cinco años, como establece La Ley Federal de Competencia Económica.

A 17 años de existencia del nuevo sistema de contribución definida de cuentas individuales, los fondos de pensiones privadas han logrado un rendimiento promedio anual de 12.5% desde su introducción, que representan 6.2% en términos reales de acuerdo con el estudio de la OCDE de José Ángel Gurría, sobre los sistemas de pensiones en México. Vaya que es un gran negocio.

 

Nace Bedu

De las 5 millones de pequeñas y medianas empresas que existen en México, tan sólo 850 mil tienen las condiciones para absorber un financiamiento que les garantice su permanencia en el mercado, por lo que la supervivencia aproximada de una pyme es de entre 12 y 24 meses, de acuerdo con cifras del Imco, de Juan Pardinas.

Ante ello, la firma mexicana de tecnología Bedu, que dirige Moís Cherem, pone en marcha el programa de capacitación para emprendedores “Be School”, herramienta que los capacitará en modelos de planeación y financiamiento empresarial, así como para el mejoramiento de aspectos de liderazgo, ventas, mercadotecnia y finanzas para minimizar el riesgo de que las nuevas empresas fracasen.

 

Siguientes artículos

peso-dolar-tipo-de-cambio
Esta vez, el enemigo del peso está en casa
Por

Una moneda está más sujeta a ataques especulativos mientras más desequilibrada se encuentre su economía. La debilidad de...