Los datos recientes sobre China señalan que el crecimiento se ha estabilizado. Para algunos, sin embargo, los temores por el crecimiento han sido reemplazados por la preocupación en torno a la deuda. Los inversionistas se preguntan si el notorio estímulo impulsado por el crédito de China es o no sostenible.

 

¿Qué ha ocurrido?

El crecimiento del PIB chino se afianzó en torno al 6.7% en el primer trimestre, en un nivel congruente con la nueva meta fijada para 2016 de 6.5%–7.0%. La producción industrial creció en el 1T al 5.8%, en comparación con el 5.4% de fines del año pasado. La producción de acero marcó niveles sin precedentes en marzo. Y a pesar del considerable excedente de inventarios, los nuevos proyectos de construcción de inmuebles en China aumentaron un 27% interanual en marzo, y casi un 20% en el primer trimestre.

PUBLICIDAD

No obstante, ello ha tenido lugar a expensas de un mayor endeudamiento: el crédito general aumentó un 16.6% interanual en marzo, a un máximo de 21 meses, y añadir más deuda en sectores ya complicados con un exceso de capacidad parece contradecirse con la agenda de un crecimiento liderado por el consumo.

 

¿Quiénes ganan con la estabilidad generada por las medidas de estímulo?

Las empresas chinas ganan, al menos algunas. En los dos primeros meses del año, los beneficios industriales acusaron un incremento interanual del 4.8%, su primera subida en 19 meses. La mejora de los beneficios contribuyó al repunte del 21% de las acciones chinas extracontinentales con respecto al punto más bajo registrado en febrero.

Sin embargo, en vista de que las acciones locales siguen situándose cerca de niveles de valoración mínimos de 20 años, creemos que es posible un alza adicional. Mantenemos nuestra posición sobreponderada en acciones chinas en las asignaciones de activos de Asia sin Japón, a lo largo de un horizonte táctico de seis meses.

Los mercados emergentes y las materias primas también se han beneficiado. Tenemos una posición infraponderada en acciones de mercados emergentes en las carteras globales, pero advertimos que la mayor demanda de China de materias primas, bienes y servicios podría apoyar un repunte del crecimiento en los mercados emergentes, e impulsar los beneficios con el tiempo.

 

Sostenible por el momento, pero las reformas estructurales son clave para el crecimiento

Creemos que China continuará anunciando medidas de estímulo adicionales este año, lo que podría elevar la deuda de su sector no financiero por encima del 260% del PIB, cifra registrada al cierre del año pasado. Puede hacer frente a esta mayor carga de deuda; no obstante, dado que sólo el 8% de ésta es externa y el país posee una cuenta de capital relativamente cerrada y una base de ahorros elevada y cautiva, y, además, es un acreedor neto mundial, con un superávit por cuenta corriente anual de USD 300,000 millones.

A mediano plazo, sin embargo, el ritmo actual de medidas de estímulo, en particular las impulsadas por el crédito y dirigidas hacia los sectores con deuda elevada y baja productividad, podría conducir a un aumento de las pérdidas por préstamos y hacer mella en los balances de los bancos. Ello podría ir seguido de resultados más bajos y un crecimiento económico más lento, en especial si, como consecuencia, se desvían recursos desde sectores más productivos.

China debería estar en condiciones de seguir estabilizando su economía en los próximos años, pero debe darse cuenta de que las medidas de estímulo sólo pueden ser sostenibles si se acompañan de reformas estructurales, y el margen para cometer errores es cada vez menor.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Microsite: UBS Platiquemos

Microsite: UBS

 

Consideraciones legales. El presente artículo ha sido preparado por el equipo de análisis de Wealth Management Research de UBS AG y adaptado por Adolfo Acebras, Analista para México de UBS Asesores México, S.A. de C.V. (en adelante, “UBS Asesores” y en conjunto con UBS AG, “UBS”).
UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente artículo y no garantiza de manera expresa o tácita, la fiabilidad o integridad de la información, así como tampoco garantiza que estas estimaciones o proyecciones serán cumplidas. Los resultados finales variarán de las proyecciones y dichas variaciones podrían ser sustanciales. La información contenida en el presente artículo no es ni debe ser considerada como una promesa o garantía con respecto al pasado o al futuro. Toda la información, opiniones y precios establecidos en este documento, son actuales únicamente al momento de su publicación y pueden ser alteradas sin previo aviso. UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente documento. Es importante destacar que los valores referidos en este artículo por los autores fueron valuados sobre la base de precios aproximados y de mercado utilizados comúnmente por la banca. Esos valores deberán considerarse como únicamente indicativos y UBS no está obligado para con ellos. Este artículo no debe ser interpretado como una oferta de adquisición o venta de valores o instrumentos financieros relacionados por parte de UBS, ha sido preparado exclusivamente con fines informativos y  su contenido no debería interpretarse como una recomendación o asesoría legal, tributaria, contable o de inversión para persona determinada. Ningún acto o decisión de inversión, enajenación u otro acto o decisión financiera, debería basarse exclusivamente en la información contenida en el presente artículo. Por lo anterior, este documento no substituye el análisis de riesgo que cualquier persona debe hacer antes de tomar una decisión de inversión.
UBS Asesores es un asesor en inversión constituido de conformidad con la Ley de Mercado de Valores, no es una institución de crédito y se encuentra impedido a recibir depósitos o mantener valores en custodia. UBS Asesores es una subsidiaria indirecta de UBS AG.
UBS Asesores no forma parte de UBS Grupo Financiero, S.A. de C.V. ni de ningún otro Grupo Financiero Mexicano. Como consecuencia sus obligaciones no se encuentran garantizadas por ningún tercero.
UBS Asesores no ofrece rendimientos garantizados. UBS Asesores no hace promoción de servicios bancarios.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Mexichem confirma 32 muertos tras explosión en planta de Veracruz
Por

Mexichem dijo que aún quedan dos cuerpos por identifica, dos familias buscando a trabajadores tras el accidente en la pl...