Reuters.- El Promedio Industrial Dow Jones anotó el martes su cuarto cierre consecutivo en máximos históricos, mientras que el índice S&P 500 cerró con una caída marginal tras un decepcionante pronóstico de ganancias de Priceline y de un declive de 1.33% en el sector financiero.

Los avances de 1% en los sectores servicios públicos y bienes de consumo fueron los mayores del S&P 500. Las acciones de Procter & Gamble subieron un 1.08%.

La curva de rendimiento entre los retornos de los bonos del Tesoro estadounidense a 2 y 10 años alcanzó su nivel más plano en una década, lo que implica una potencial reducción en las ganancias de los bancos, que toman dinero a corto plazo para prestarlo a plazos más largos.

La caída del 1.5% de las acciones de Goldman Sachs fue el mayor freno para el Dow Jones. En el caso del S&P 500, los títulos de JPMorgan y Bank of America estuvieron entre sus tres principales lastres.

PUBLICIDAD

Las acciones de Priceline perdieron un 13.52%, mientras que las de TripAdvisor se derrumbaron un 23.22% a mínimos en cinco años. Ambas compañías presentaron débiles pronósticos de ganancias trimestrales.

El Promedio Industrial Dow Jones cerró con un alza de 0.04% a 23,557.23 puntos tras pasar casi toda la sesión en territorio negativo. El S&P 500 bajó un 0.02% a 2,590.64 unidades, y el Nasdaq Composite cayó un 0.27% a 6,767.78 puntos.

Los inversores estuvieron nerviosos por los posibles resultados de un plan que los republicanos anunciaron la semana pasada de bajar los impuestos corporativos. Así como recortaría la tasa impositiva de un 35 a un 20%, el proyecto eliminaría también muchas exenciones tributarias.

En operaciones posteriores al cierre, las acciones de Snap Inc perdieron un 1.6% luego que el dueño de Snapchat reportó un número de usuarios activos diarios inferior al previsto para el tercer trimestre.

Lee también: Bolsa mexicana avanza y supera los 49,000 puntos

 

Siguientes artículos

bmv
Bolsa mexicana avanza y supera los 49,000 puntos
Por

Mientras que el peso cayó ante un avance generalizado del dólar y un retroceso de los precios del petróleo.