La mejora en la flexibilidad fiscal en Honduras debido a finanzas públicas sanas derivó en una mejora de su calificación por parte de S&P Global Ratings a “B+” desde “B-”. Además, el país cuenta con una perspectiva “Estable”.

“Esperamos que el compromiso del gobierno con la responsabilidad fiscal evite un aumento del gasto durante el proceso electoral actual y permita continuar cumpliendo con los parámetros establecidos en el programa de tres años de Honduras con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que concluirá en diciembre de 2017”, indicó la agencia en un comunicado.

A pesar de los avances, los principales desafíos del gobierno de Honduras están relacionados con mantener la estabilidad macroeconómica y mejorar las condiciones para un crecimiento económico sostenible y reducir la pobreza.

Puedes leer: Registro de naves, un negocio que deja 100 mdd a Panamá

PUBLICIDAD

La institución prevé que la eficiencia de la recaudación de ingresos y los controles al gasto, anclados por la transformación de la autoridad tributaria y la ley de responsabilidad fiscal, respectivamente, aunado a los cambios próximos por la reestructura al sector contendrá el déficit del gobierno general.

El bajo ingreso per cápita de Honduras, alrededor de 2,500 dólares en 2017, sigue limitando la calificación, aseguró la institución.

S&P Global Ratings estima que el crecimiento del PIB real se mantenga en 3.6% en 2017, similar a los dos años pasados, con base en el crecimiento continuo de los sectores de agricultura, manufactura, comercio y turismo.

 

Siguientes artículos

Uber
Tribunal cierra otra vez a Uber la puerta de la ciudad checa Brno
Por

El Ayuntamiento de Brno dijo que no estaba en contra de los nuevos servicios de taxis siempre que cumplieran con las ley...