Standard & Poors (S&P) modificó la perspectiva de Petróleos Mexicanos (Pemex) de negativa a estable, después de hacerlo con la soberana de México el pasado 19 de julio de 2017.

La calificadora de riesgo confirmó la nota de la empresa que dirige José Antonio González Anaya, BBB+ en moneda extranjera y de A en moneda local.

Para Pemex, esta decisión resulta positiva porque reconoce lo que la actual administración viene realizando para fortalecer su posición financiera, lo cual reduce la necesidad de apoyo del Gobierno, comentó la petrolera en un comunicado.

“La perspectiva estable de México refleja, de acuerdo con la calificadora, una expectativa de continuidad en las políticas económicas de los próximos dos años, junto con la política fiscal que ha restringido el nivel general de deuda del Gobierno Federal”.

PUBLICIDAD

Entre las acciones adoptadas por Pemex establecidas en su Plan de Negocios 2017-2021, se encuentran la disciplina financiera, la aplicación de un amplio programa de austeridad  y  la canalización de inversiones a los proyectos más rentables. Lo anterior permitió logar resultados positivos en los últimos dos trimestres, lo que no se presentaba desde hace 6 años.

Standard & Poors prevé una amplia continuidad en la política económica de México posterior a las elecciones de julio de 2018 y que no se interrumpa  la instrumentación de las reformas económicas recientes.

 Lee también: S&P mejora perspectiva crediticia de México de negativa a estable

 

Siguientes artículos

Niegan a OHL México aumento de tarifa en Viaducto Bicentenario
Por

OHL México recordó que las concesiones incluyen el derecho a realizar los incrementos tarifarios previstos sin autorizac...