Por: Alex Knapp

El jueves pasado, SpaceX se convirtió en la primer compañía privada en reutilizar un cohete para dejar cargas en órbita. Su nave Falcon 9, puso exitósamente el satélite SES-10 en el espacio.

Sin embargo, no solo logró lanzar el satélite, sino que esa primera etapa regresó a la Tierra en un aterrizaje seguro en la plataforma de SpaceX’s, Of Course I Still Love You.

Lee también SpaceX pretende enviar dos civiles a la luna en 2018

PUBLICIDAD

Esto marca un gran hito para la compañía, que ha estado impulsando constantemente la primera etapa de su cohete Falcon 9, al punto de que pueda ser reutilizada por años a partir de ahora y desde que fue fundada hace 15 años, dijo el CEO d la empresa, Elon Musk en una conferencia telefónica posterior al lanzamiento.

¿La razón principal?

El costo. Al tratarse de 30 millones de dólares, la primera etapa de esta nave es la más cara de todas. “Le digo a mi equipo: imaginen que una pila de billetes está flotando en la atmósfera y está a punto de incendiarse en mil pedazos diminutos, ¿no intentarían salvarlo?”, dijo Musk en la conferencia Code 2016 en junio pasado. “Probablemente sí.”

Bill Ostrove, un analista de la industria en Forecast Internacional, está de acuerdo en que esto haría a SpaceX más competitivo a nivel costos, tanto a largo como a corto plazo. “La mayoría de las estimaciones que he visto indican que el costo disminuirá cerca del 30% para lanzar cargas reutilizando el Falcon 9”, dijo. “Esto es un paso importante también para el objetivo final de Elon Musk de establecer colonias en Marte. Rehusar vehículos espaciales, es la parte fundamental de empezar hacer eso mucho más económico”.

En una conferencia de prensa después del lanzamiento, Musk aseguró que todavía estaban trabajando en lo que el precio sería por usar un cohete “probado en vuelo” comparado con el lanzamiento estándar del Falcon 9.

Afirmó también que sería un descuento “considerable” comparado con el precio actual de 62 millones de dólares. El descuento no será, según Musk, igual al ahorro total de costos que la compañía necesita para recuperar los gastos de desarrollo para la primera etapa reutilizable.

El lanzamiento exitoso de hoy es también significativo para la industria, apuntó Jeff Matthews, Director de Estrategia e Investigación Venture en la Fundación Space Frontier. Por una razón, demuestra que es posible tener un ciclo de desarrollo relativamente rápido en una industria conocida por plazos de tiempo muy largos de desarrollo.

“En un periodo corto de 15 meses, hemos ido de lograr un primer aterrizaje exitoso de un segmento de cohete en órbita, al primer lanzamiento comercial con una parte reutilizable del mismo” dijo. “En el ciclo de desarrollo de productos hardware para el espacio exterior, es un logro importante comparado con programas espaciales pasados y SpaceX debe estar orgulloso de haber perseguido agresivamente esa meta.”

Matthews también dijo que la baja de precios para los lanzamientos de SpaceX son un paso sustancial para el mercado creciente para las compañías de satélites espaciales, las cuales ya están demandando nuevos lanzamientos.

“Desde la perspectiva de la compañía, el lanzamiento del día de hoy contribuye en gran medida a reducir muchos de los riesgos del mercado nuevo que enfrentan muchas compañías comerciales actuales y futuras”, afirmó Matthews. “A lo largo del último año, la Fundación Space Frontier evaluó a más de 150 empresas en fase inicial que constantemente resaltaron el calendario de lanzamientos y los costos de los mismos, como dos de los más grandes riesgos del mercado.”

A pesar de que esto represente un gran progresoo para SpaceX en cuanto a reducir costos, la compañía de Elon Musk también tiene competencia. La startup espacial de Jeff Bezos, Blue Origin, ya ha reutilizado sus cohetes en lanzamientos suborbitales de prueba, y sus vuelos comerciales se espera que empiecen en los próximos meses. Adicionalmente, existen otros proveedores de lanzamiento que apuntan a la reutilización y que están fijando sus miras en el pequeño mercado satelital.

Un reto interesante en este escenario sería que la reutilización no tenga que ser necesaria para reducir costos. Como Ostrove indica, hay otras compañías de cohetes que están buscando recortar los mismos aumentando proporcionalmente su producción. “Algunas compañías como Rocket Lab dicen que las economías a escala superarán cualquier ahorro de reutilización mediante la construcción de vehículos de lanzamiento reemplazables.

Serán años antes de que el mercado se sacuda y demande guías sobre cómo los proveedores de lanzamiento han evolucionado. Pero sin importar los resultados del mercado, no hay duda de que el lanzamiento exitoso de SpaceX marca una nueva era para la industria espacial.

“Esto equivale al ‘Save the Date’ de Elon Musk para que todos estemos preparados para una transformación comercial de la industria espacial” dijo Matthews.

Mientras tanto, el CEO de SpaceX apenas se detiene a respirar antes de dar el siguiente paso. “¡Estoy increíblemente orgulloso del equipo de SpaceX por haber alcanzado este logro en el espacio!”, tuiteó. “Nuestra siguiente meta es el relanzamiento en menos de 24 horas.”

 

Siguientes artículos

meade-amcham-aniversario
La inversión pública va a ser menor este 2017: Meade
Por

Reconoció que este año, las inversiones públicas serán de las menos relevantes en lo que llevamos de historia reciente....