Partidazo. Éxtasis en las tribunas de la Arena Ciudad de México. La victoria es para San Antonio Spurs sobre Phoenix Suns en tiempo extra con el marcador 121-119. Los alaridos se detonan desde la tribuna y bajan a abrazar a los jugadores de ambas franquicias por el tremendo encuentro que regalan.

Patty Mills, por los texanos, es el héroe. Levanta los brazos, grita al ser el autor de la victoria épica en la capital de la República Mexicana.

El duelo no tuvo ganador en tiempo regular, al quedar empatado 109-109. Se fue al añadido y se gestó el sueño dorado: basquetbol gratis en la capital mexicana.

Gritos ensordecedores, espectáculo de antología, calidad a tope y aficionados acabándose la garganta en cada enceste, siempre cargado de dramatismo por lo cerrado del juego.

México se divierte con la NBA. El público se levanta de sus asientos, aplaude, celebra los encestes y tapones.
En la Arena de la Ciudad de México se registra una entrada de 20,013 aficionados, el quinto partido de NBA que registra venta total de las entradas. Por algo, la mejor liga del mundo sigue con apuesta en el mercado tricolor.

Y cada boleto, vale la pena. El deporte ráfaga se mantiene en la predilección de los mexicanos, porque la NBA traslada a equipos que expresan sobre la duela todo el talento que poseen sus nóminas.

spurs suns nba cdmx

Foto: Angélica Escobar / Forbes México.

San Antonio Spurs y Phoenix Suns no viven sus mejores momentos. Siguen en una reconstrucción que les condena a estar en la actual temporada con marca perdedora y, seguramente, estarán fuera de los playoffs.

Aún así, Ricky Rubio mueve la bola como mago por Los Suns, dribla y encesta. Despierta admiración, aplausos y que la gente pida más de sus hazañas.

Primera mitad de vaivenes emocionales. San Antonio se va al frente en el arranque de las hostilidades 28-18, pero contesta Phoenix en el segundo periodo para dejar el marcador 48-44 a su favor.

Segunda mitad cardíaca. Ambas escuadras no ceden espacio a la derrota y pelean con dramatismo hasta dejar el duelo al final empatado a 109.

Una vez en el añadido, que es una calca del tiempo regular. Patty Mills se levanta por los aires. Se eleva, acomoda los brazos y rompe el empate a 0.3 segundos del final. El marcador queda 121-119 para los Spurs. Pero hay otro ganador, que sale más feliz que los texanos ante el partidazo: el público mexicano.

 

Siguientes artículos

‘La madre de todas las subastas’ obtiene sólo 17 mdp en su primer día
Por

El bien con el que más dinero se recaudó fue una casa ubicada en la Santa Fe, por la cual se pagaron 14.3 millones pesos...